scorecardresearch

Condenado a abonar más de 300.000 euros a Cartones Castro

ALBERTO ABASCAL
-

La empresa prestó servicio entre el 1 de diciembre de 2019 y el 11 de septiembre de 2020 sin cobrar ni un euro porque el Consistorio aseguraba que las facturas no reflejaban la cantidad acordada

Imagen de archivo de un contenedor lleno de cartones. - Foto: SARA MUNIOSGUREN

El juzgado de lo contencioso-administrativo ha condenado al Ayuntamiento de la capital a abonar a la empresa Contenedores Castro la cantidad de 301.772,78 euros, más los intereses de demora devengados al 8 por ciento a anual, por el servicio de recogida de papel y cartón que prestó a la ciudad entre el 1 de diciembre de 2019 y el 11 de septiembre de 2020.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Diario Palentino y que puede ser recurrida en apelación ante la sala de lo contencioso-administrativo del TSJCyL, establece además el pago de las costas procesales al Ayuntamiento.

Los hechos que desencadenaron esta demanda judicial arrancaron el 1 de diciembre de 2019, cuando la anterior adjudicataria del servicio de recogida de papel y cartón, Gerepal Alipio Antolín, decidió, tal y como había avisado al Ayuntamiento, dejar de prestar el servicio una vez completado su contrato. En solo unos días, los contenedores lucieron rebosados y la ciudad se llenó de papeles y cartones sin recoger, lo que hizo que el Consistorio contratara de forma provisional y urgente a Contenedores Castro para devolver a la ciudad su ornato.

En plena pandemia y con las limitaciones del estado de alarma, Castro desarrolló su servicio. Aunque el 4 de agosto de 2020, el Ayuntamiento adjudicó a Urbaser el nuevo contrato después de sacarlo a concurso público, se vio obligada a seguir recogiendo el papel y el cartón hasta septiembre.

En esos nueve meses y medio, Contenedores Castro registró en el Ayuntamiento un total de 18 facturas, por importes que iban desde los 14.000 hasta los 19.000 euros, y que sumaban un total de 292.070 euros, si bien el juzgado de lo contencioso-administrativo establece que la cantidad es de 301.772,78 euros.

SERVICIOS PRESTADOS. Por lo demás, el 7 de septiembre de 2020, la empresa envió un escrito reclamando al Ayuntamiento el pago de los servicios prestados, avisando de que sin cobrar por su trabajo no podía seguir recogiendo el papel y el cartón y que, por lo tanto, el 11 de septiembre se retiraría de las calles de la capital. En octubre de 2020, Contenedores Castro recibió un correo electrónico en el que se decía que sus facturas habían sido rechazadas porque el importe facturado no coincidía con la oferta que presentó al Ayuntamiento en noviembre de 2019, según un informe del ingeniero industrial municipal.

El edil de Medio Ambiente, Juan Antonio Marcos, aseguró en sesión plenaria  que desde un principio «Contenedores Castro iba a prestar el servicio en las mismas condiciones que la empresa anterior». «Eso no se ha cumplido porque el trabajo no ha sido el correcto. Desde Medio Ambiente, como la empresa nos presentaba unas facturas que no reflejaban la cantidad acordada, se decidió, hablando con la firma e intentado llegar a un acuerdo, no pagar los servicios».

Contenedores Castro, por su parte, aseguró que en cada factura «consta perfectamente desglosado cada uno de los conceptos pactados y su coste y precio, conforme a la oferta presentada y que fue aceptada por el Ayuntamiento». Además, recuerda que en 9 meses y medio nadie le hizo objeción alguna.

Ahora, la resolución dictada por el juzgado de lo contencioso-administrativo pormenoriza que la postulación municipal «viene a objetar que el servicio fue un tanto defectuoso, lo que dio lugar a quejas múltiples, pero tal manifestación unilateral tiene muy poco recorrido en tanto en cuanto, como se admite paladinamente, se zanja el tema con una suerte de propuesta infructuosa de abonar una cantidad establecida en el expediente de reconocimiento y convalidación, sin más, pero que no han sido pagados, centrándose en que únicamente se convino la remuneración de un camión diario y que si algunos días se utilizaron dos camiones ello debería correr por suerte del contratista.

CALLADA POR RESPUESTA. El magistrado abunda en que el Ayuntamiento aceptó el planing de Contenedores Castro  «dando la callada por respuesta, permitiendo que se dispensara el servicio de recogida de cartón, pero sin pagar ni una sola de las facturas recibidas y sin cuestionar siquiera su contenido, habida cuenta que desde la factura emitida el 15 de diciembre de 2019 o tras las sucesivas después de la exposición del 22 de diciembre de 2019 desde el Consistorio bien podrían haberse efectuado las objeciones oportunas acerca de prestarse el servicio con dos camiones especiales en vez de uno».

«Con todo, lo más curioso es que examinadas pormenorizadamente todas las  facturas expedidas por Contenedores Castro resulta que el Ayuntamiento no cuestiona el servicio prestado y, por consiguiente, dados los términos del informal contrato la demanda ha de prosperar», añade la resolución judicial.