scorecardresearch

Ofensiva de la Junta contra los «terroristas» que «queman CyL»

SPC
-

El presidente reclama al Ministerio del Interior que investigue el origen de los últimos grandes incendios, que achaca «a la mano del hombre»

La consejera de Familia, Isabel Blanco, y el de la Presidencia, Jesús Julio Carnero (2d), conocen la situación del fuego en Zamora. - Foto: Ical

El Gobierno de Castilla y León se ha marcado el objetivo de cercar a los «terroristas» que están provocando incendios de manera intencionada en la Comunidad durante un verano en el que fuego ya se ha cobrado cerca de 100.000 hectáreas de terreno. Las sospechas de la Junta de que la mano del hombre está detrás de dos de los tres grandes incendios que se registraron este domingo en San Juan de la Nava (Ávila), Vegalatrave (Zamora) puso ayer en pie de guerra al Ejecutivo autonómico. Cinco de los diez consejeros estuvieron presentes durante este lunes en las tres provincias para, en consonancia con lo expresado previamente por el presidente Fernández Mañueco, exigir al Ministerio del Interior que investigue «hasta el final» estos dos incendios y se «depuren» todas las responsabilidades penales. 

El consejero de Presidencia, Jesús Julio Carnero, visitó junto a la titular de Familia, Isabel Blanco, la zona afectada por el tercer gran fuego en un mes en la provincia de Zamora, desde donde pidió la colaboración ciudadana y de la Guardia Civil para detener a los que han provocado los últimos incendios y que han prendido fuego «de manera tan terrible y tan terrorista». «Están chiscando nuestra vida y acabando con nuestra manera de ser», lamentó, y advirtió de que el presidente Fernández Mañueco «no va a permitir que nos quemen la Comunidad». Además confirmó que representantes de la Junta asistirán a la misa que presidirá hoy el obispo de Zamora por las personas fallecidas, heridas y damnificadas en los incendios. Por su parte, la consejera de Familia aseguró que los que han prendido los últimos fuegos «va a hacer daño al territorio y a las personas» y recalcó que «se quema una comarca sensible y una zona que está sufriendo lo que está sufriendo». 

Más efectivos

En esta misma línea, aunque en esta ocasión desde Burgos, el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, y la de Educación, Rocío Lucas, exigió al Gobierno de España que «aumente los efectivos» de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para perseguir «este tipo de conductas». Allí, Vázquez realizó un llamamiento a la prudencia, ya que están provocando «importantes daños, tanto a nivel del territorio y del medio ambiente, como daños irreparables para las personas que han perdido sus bienes de muchos años».  «Que sepan que tienen todo el apoyo de la Junta de Castilla y León, que no van a estar solos y que vamos a estar con ellos en la recuperación de los daños en sus bienes materiales. Han estado en este instituto de la Consejería alojados y nosotros les mostramos cariño, comprensión y solidaridad», reiteró la titular de Educación.

Mismo mensaje llegó desde San Juan de la Nava (Ávila), donde la consejera de Movilidad, María González, lamentó que en una situación tan extrema como la actual se produzcan estos atentados. «No podemos admitir que sea el hombre el que provoque unas situaciones que ponen en peligro la vida de muchas personas, así como sus negocios y medios materiales, así como el patrimonio natural de la Comunidad», aseguró la responsable autonómica.