scorecardresearch

Investigan a una mujer por conducir bebida y drogada

ICAL
-

Se salió de la vía y antes chocó contra una señala vertical en una glorieta de acceso a la A-67

Imagen de archivo de agentes de la Guardia Civil - Foto: Óscar Navarro

Agentes de la Guardia Civil de Palencia investigan a una mujer por conducir en sentido contrario por la A-62 y dar positivo en alcohol y drogas en la madrugada del pasado 4 de septiembre, cuyo resultado fue la salida de vía a la altura del kilómetro 87,250, en el término municipal de Villamuriel de Cerrato. Además, se constató que, con anterioridad a los hechos, habría tenido otro accidente al colisionar contra una señal vertical en una glorieta de acceso a la A-67, según fuentes del instituto armado.

El suceso comenzó a la 01.53 horas, cuando se tuvo conocimiento por medio telefónico a través del Centro Operativo de Tráfico (COTA) de la Guardia Civil de Palencia, en el que se informaba que, a la altura de kilómetro 91 de la A-62, circulaba un turismo en dirección contraria, es decir, en sentido Burgos por la calzada con destino a Portugal).

El vehículo fue localizado a las 02.30 horas, a la altura del kilómetro 87,250 de la A-62 y sentido a Portugal, dentro del término municipal de Villamuriel de Cerrato (Palencia), el cual había sufrido un siniestro vial por una salida de vía y cuya conductora se encontraba herida leve y con posibilidad de estar bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

No obstante, se encontraba en el lugar otro usuario de la vía, donde el coche de la conductora presentaba daños de un posible siniestro anterior. Una vez atendida por los servicios sanitaritos, la mujer arrojó tasas de delito de 0,70 y 0,69 mg/l en las pruebas de impregnación de alcohol en aire espirado realizadas en el Hospital Río Carrión, así como en Anfetaminas y THC.

Siniestro anterior. Como consecuencia de la investigación del siniestro vial, los agentes constataron que, previamente a la circulación en sentido contrario, el vehículo había sufrido otro accidente consistente en una salida de vía con posterior colisión contra una señala vertical, situada en la glorieta de la salida 1 de la A-67 (Palencia – Santander), mientras circulaba procedente de la P-123 (Calabazanos – Venta de Baños). 

Aun así, se desconoce el lugar exacto de acceso a la autovía A-62 de forma antirreglamentaria, tras el primer siniestro vial, pudiendo haber sido a través del ramal de enlace de la autovía A-67, con la calzada sentido a Portugal de la autovía A-62, a la altura del kilómetro 88.

Desde la Guardia Civil recordaron que el delito de conducción con temeridad y manifiesto desprecio por la vida de los demás se encuentra recogido en el artículo 381 del Código Penal y puede ser castigado con pena de prisión de dos a cinco años y privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de seis a diez años.

En este sentido, apelaron a la ciudadanía para una conducción responsable y evitar conductas que puedan poner en peligro la integridad de los usuarios de la vía y de los agentes encargados de su vigilancia.