scorecardresearch

Unidad de antígenos detecta covid en el 10% de las pruebas

Alberto Abascal
-

Hasta la fecha un total de 3.296 personas han participado en los 18 cribados realizados en la capital y provincia y de ellas 331 han confirmado que están infectadas por coronavirus

Un sanitario realiza una prueba de antígenos a una palentina que acudió al centro de la iglesia de San Francisco. - Foto: SARA MUNIOSGUREN

Los servicios de Sanidad de la Junta de Castilla han decidido ampliar los cribados con test de antígenos que se han venido realizando en las distintas Zonas Básicas de Salud de la capital y la provincia a través de una unidad móvil contratada para estos menesteres. Concretamente, en la jornada de ayer se llevó a cabo un cribado para las Zonas Básicas de Salud de la capital y Palencia Rural y que tuvo como escenario la iglesia de San Francisco. En total, acudieron 444 personas y 42 supieron que eran positivos al covid-19. Hoy se llevará a cabo, de 9 a 17 horas, una segunda jornada de cribados para las Zonas Básicas de Salud de Palencia y Palencia Rural en el mismo escenario.

La ampliación se realizará el próximo lunes, en el mismo horario, en Venta de Baños y Dueñas, respectivamente, debido a que en estas zonas del sur de la provincia la incidencia de la sexta ola todavía sigue siendo muy alta.

Hasta la fecha se han efectuado un total de 18 cribados con la unidad móvil, que han recorrido todas las zonas básicas de salud de la provincia, incluso alguna de ellas en dos ocasiones como Villamuriel de Cerrato. Hasta la fecha y según los datos aportados un total de 3.296 personas han participado en las mismas y de ellas 331 han sido positivos a coronavirus, es decir, el 10 por ciento del total.

El consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, anunció que el 4 de enero comenzarían a realizarse test de antígenos con 12 unidades móviles en la región, con las que aspiraba a materializarse 200.000 pruebas a lo largo del primer mes del año, además de las que se sigan desarrollando en los puntos fijos.

De esta forma se pretendía descargar a la Atención Primaria de este tipo de tareas y «acercar la realización lo más posible a la población general», explicó el consejero, quien remarcó que este trabajo en las unidades móviles estaría realizado por personal sanitario y en todas las provincias. Las pruebas están destinadas a aquellas personas que cuenten con síntomas compatibles con covid-19.

Precisamente, el Sindicato de Enfermería, Satse, denunció ante el Consejo de Cuentas los contratos realizados por la Junta para la realización de test de antígenos por personal no cualificado para realizar pruebas diagnósticas. En otro de orden de cosas, la Delegación Territorial de la Junta informó ayer que dos pacientes que se encontraban en planta del hospital Río Carrión fallecieron en las últimas horas con covid, por lo que el número de óbitos registrados en estas instalaciones desde el 1 de enero asciende a 33.

PROCURADOR DEL COMÚN. Por otro lado, el Procurador del Común ha dictado una resolución por la que pide que se investiguen los brotes de covid que se registraron en su día en las residencias de personas mayores de Salinas de Pisuerga y Guardo, localidadassituadas en el norte de la provincia. El Defensor del Pueblo de Castilla y León pone sobre la mesa si algunas muertes, hasta un total de 23 en el centro de la localidad guardense, se pudieron deber al traslado de residentes. 

Los hijos y nietos de una de las fallecidas han remitido a Diario Palentino incluso una carta abierta relatando sus conclusiones al respecto.

Satse lleva a la residencia Puente de Hierro a la Inspección de Trabajo

El Sindicato de Enfermería, Satse, en Palencia ha presentado una nueva denuncia ante la Inspección de Trabajo. «La residencia de mayores Puente de Hierro está incumpliendo el requerimiento que la Inspección hizo en septiembre de 2021.  Se les instaba a cumplir medidas de prevención de riesgos laborales como la cobertura de las bajas, vacantes y reducciones de jornada de enfermeras y enfermeros, ya que, no hacerlo, está perjudicando la salud de estos trabajadores», indica el sindicato a través de un comunicado.

Satse ha tenido que volver a denunciar ante la Inspección de Trabajo «que siguen sin cumplirse las medidas preventivas y las enfermeras y enfermeros de la residencia Puente de Hierro padecen una grave situación de estrés mantenido y derivado del incremento constante de las cargas de trabajo, con cambios de turno, horario, limitación de descansos, permisos… al tener que cubrirse entre las mismas enfermeras -y de forma reiterada- las ausencias de los compañeros. Y ello porque la dirección de la residencia no sustituye a los profesionales incumpliendo el requerimiento de la Inspección». Además, insiste el Sindicato de Enfermería, esto dificulta a los profesionales asegurar una calidad adecuada en los cuidados ofrecidos a los residentes, y afecta directamente a la responsabilidad que asumen derivada de sus funciones.