scorecardresearch

Asador Gasolina, comida casera y de buena calidad

Noelia Tadeo
-

'Diario Palentino' con la hostelería. Si quiere aparecer en un reportaje como este llame al 979 70 63 08 en horario de mañana o escriba acomercial@diariopalentino.es

Asador Gasolina, comida casera y de buena calidad

Degustar deliciosos platos de la tierra y contemplar grandes muestras patrimoniales se puede hacer en lugares tan especiales como el Asador Gasolina. Y es que este restaurante familiar se encuentra a los pies de la plaza Mayor de Cervera de Pisuerga y ofrece a sus comensales exquisitos guisos elaborados a la manera tradicional.

Hace más de 20 años que este restaurante abrió sus puertas en la localidad montañesa y la segunda generación ha cogido las riendas para mantener la esencia de un negocio familiar bien conocido en la provincia y fuera de ella. Así, Francisco y Ainara han logrado formar parte de Asadores de Castilla y León gracias a su rico lechazo asado en horno de leña, lo que le aporta un sabor único.

Los dos hermanos se esfuerzan a diario para sacar de sus cocinas todas las opciones culinarias disponibles en la carta. Además del lechazo, ofrecen carnes a la piedra y un sinfín de productos de temporada, como las alcachofas al natural o las setas. 

Todo ello sin olvidar los ricos postres caseros, donde destaca El Curavacas en su lado de chocolate. No solo su nombre es particular y llamativo, sino también los ingredientes y el resultado final. Se trata de una torrija de crema sobre una cama de chocolate caliente. Toda una delicia que hará la boca agua de los comensales más golosos. 

Pero además de las delicias que aparecen en su carta, el Asador Gasolina pone a disposición de los clientes los menús del día con un precio muy asequible. Por 15 euros pueden escoger entre los distintos primeros y segundos y saciar su apetito. 

Además, podrán comer en un lugar increíble: un comedor decorado con vigas de madera, al más puro estilo tradicional, en el interior de una casona de piedra.

También pueden optar por las mesas de madera ubicadas en su terraza, todo un símbolo de Cervera, donde puede probar las raciones, entre las que destacan los huevos fritos con jijas, los torreznos o la morcilla de Cervera, por mencionar solo algunas. Lo mejor: podrá hacerlo en el callejón La Ponteja, número 2, junto a más de 130 referencias de vino.