scorecardresearch

Más vidas, menos cáncer

Lucía Toribio
-

El colorrectal es el que afecta a una mayor cantidad de pacientes, seguido del de próstata en los hombres y el de mama en las mujeres. A pesar de ello, la tasa de supervivencia es bastante alta y la investigación continúa al alza

El jefe de Oncología del Caupa, Fernando Arranz, en su despacho del hospital Río Carrión. - Foto: DP

El cáncer está relacionado con muchos factores, por lo general aparece por azar, es decir, no hay una causa específica que provoque que un gen se altere y aparezca la enfermedad, pero sí que es verdad que hay factores que influyen y algunos se pueden modificar para intentar disminuir la incidencia de la enfermedad.

El factor principal y que no se puede alterar es la edad. La esperanza de vida cada vez es mayor, en España en 2021 se fijó en los 83,06 años y seguirá subiendo con el tiempo gracias a los múltiples avances de la medicina. Al vivir más, existen más posibilidades de que se altere el genoma y, por tanto, de que aparezca el cáncer. A partir de los 40 años, y sobre todo a partir de los 60, la incidencia de dicha enfermedad aumenta de forma muy importante.

«Pero sí existen otros agentes que podemos modificar como son el tabaco, el alcohol, la dieta, el sedentarismo y los rayos UVA, sobre todo antes de los 18 años. Todo eso son factores que se pueden cambiar y que sí favorecen la aparición del cáncer. Además, las vacunas contra la hepatitis y virus como el del papiloma pueden evitar infecciones que producen cáncer», explica Fernando Arranz, jefe de Oncología del Centro Asistencial Universitario de Palencia (Caupa).

Aunque la mayoría de los tumores se mantiene más o menos estable desde hace mucho tiempo, factores como el tabaco han provocado que se incremente notablemente el cáncer de pulmón en las mujeres, que se incorporaron más tarde a este hábito, en los últimos años.

«Como en el resto de España, en la provincia palentina el cáncer más frecuente es el colorrectal. Después, es el de próstata en los hombres y el de mama en las mujeres y el tercero para ambos sexos es el de pulmón debido al aumento del consumo de tabaco», asegura Arranz. Según datos de EpData, en 2021 se diagnosticaron 40.926 casos de cáncer de colon y recto, 35.127 de próstata, 34.333 de mama y 29.605 de pulmón.

Supervivencia. Afortunadamente, la tasa de supervivencia se ha duplicado en los últimos años y en la provincia es la misma que en el resto de España y Europa. Aunque es verdad que está muy influenciada por el tipo de tumor. «Hay algunos que tienen una tasa muy alta como los de próstata, testículo, tiroides o incluso la mama, que están por encima del 80-85% de supervivencia a cinco años. Otros cuentan con una mucho más baja como los de pulmón, páncreas, esófago e hígado. Pero la tasa de supervivencia global es muy alta en general, cercana al 50-55% en los hombres y al 60% en las mujeres», afirma el oncólogo del hospital Río Carrión.

A pesar de que la esperanza de vida haya aumentado, la realidad es que estadísticamente no hay un incremento de tumores en pacientes jóvenes con respecto a otros años. Sin embargo, «tengo la perspectiva de que los pacientes son más jóvenes ahora, pero es porque yo soy más mayor. Ahora que tengo 55 años, es obvio que los de 40 me parecen jóvenes», declara Arranz.

Por otro lado, la covid-19 ha afectado a todos los tipos de cánceres. «2019 fue el año más difícil ya que se dio una gran cantidad de casos, aunque en 2020 el número de diagnósticos disminuyó ya que vimos entre un 10-20% de tumores menos. Es cierto que en 2020 y 2021 se incrementó el número de cánceres más avanzados pues diagnosticamos más tarde de lo normal. Sin embargo, desde finales de 2021 y ya en 2022 se han normalizado las tasas de incidencia y las de diagnósticos son muy similares a las que teníamos antes de la pandemia», asevera el especialista

La investigación es una de las claves para seguir avanzando en la cura contra el cáncer. España es el segundo país del mundo, después de Estados Unidos. «Yo soy oncólogo por definición optimista y considero que vamos a seguir avanzando y aumentando las tasas de supervivencia y curación, además tendremos tratamientos cada vez más específicos y se generalizará la medicina personalizada», afirma Fernando Arranz.

Las vacunas son uno de los ejemplos de ese avance en investigación, pero el doctor Arranz considera que «no puede haber una vacuna general contra el cáncer porque cuando hablo de medicina de precisión significa que no hay un cáncer de mama ni uno de pulmón sino que existen muchos tipos distintos de cánceres de mama producidos por factores y alteraciones genéticas distintas. No se puede crear una vacuna general porque no solo hay un tipo, aunque sí podrían existir vacunas o tratamientos similares a ellas para algunos tipos de cánceres específicos».