scorecardresearch

El Museo de Palencia amplía la zona de actividades didácticas

DP
-

Una herencia permite sufragar una musealización que incorpora a la visita un nuevo espacio dedicado a la capital

El director del Museo de Palencia, Francisco Javier Pérez, en las vitrinas del nuevo espacio dedicado a la capital. - Foto: Juan Mellado

El 9 de julio, el Museo de Palencia cumplió 101 años inmerso en un  proyecto de renovación museográfica. Este consiste, según explica el director de la dotación cultural, Francisco Javier Pérez, en la remodelación de espacios; por un lado el área de acceso y de recepción, que se reformará por completo, y por otro la zona dedicada a a las actividades para escolares, que tendrá una nueva equipación y se amplía en unos 40 metros cuadrados. «Esa implementación de medios va en consonancia con la importancia que tienen los niños, porque prácticamente el 50% de los visitantes habituales son los alumnos», afirma.

Asimismo, con la nueva musealización el visitante tendrá la oportunidad de acercarse a la historia de la capital merced a las piezas que se expondrán, desde los orígenes -en torno al cambio de era, siglo I d.C- hasta los siglos XVI y XVII. Cueva Guantes  y el Pleistoceno, con una importante colección de huesos de oso, tendrán su protagonimo, así como Monte Bernorio y Pico Castro (vasos cerámicos, Bronce Final). Francisco Javier Pérez explica también que en una vitrina dedicada a la orfebrería vaccea se expondrán tres nuevos torques de plata que entraron a formar parte de la colección del Museo hace unos años. El asedio del Castro de la Loma, en Santibáñez de la Peña, ocupará vitrina, así como el yacimiento de Santa Marías de la Aldea, que se descubrió y se excavó cuando se realizó el polígono de Baltanás, en ambos casos  con piezas nuevas. Asimismo, se incorporarán otras en distintas vitrinas,  como un miliario del emperador Decio encontrado en  Cordovilla de Aguilar.  También se va a exponer un gran sillar con dos letras capitales inscritas, de época romana, que seguramente pertenecería al foro de alguno de los edificios públicos de la ciudad de Palencia y se va a reconstruir una pared de pintura mural de la casa romana que se encontró en el corral Gil de Fuentes.

Todos los paneles informativos del área de Prehistoria se cambiarán. Irán unas cajas de luz, con unos paneles retroiluminados con nuevos textos e imágenes en color  que «va a dar un toque un poco más actual y contemporáneo a la exposición», asevera. 

Sobre el nuevo espacio dedicado a la capital, el director del Museo explica que la primera vitrina se centra en la Pallantia romana; la  segunda en el alfar de cerámica pintada romana de tradición indígena que se documentó en la avda. de Los Vacceos; la tercera de la ciudad romana como tal, con un plano y las primeras evidencias que se conocen porque se llevan haciendo muchas excavaciones desde los años 80 y no había un espacio en el que se mostrasen todos los resultados. La cuarta vitrina va destinada a las necrópolis romanas de Palencia, las de Eras del Bosque, mostrando hallazgos desde el siglo XIX hasta ahora. Y la última, que a lo mejor se convierte en dos, va asignada a la Palencia Medieval y a la Palencia Moderna, sobre todo producciones cerámicas y restos arqueológicos de esas épocas que se han encontrado.

En un principio,  la idea era ejecutar el proyecto con el museo abierto, pero «probablemente, durante la segunda quincena de septiembre se aproveche para acometer las obras de mayor envergadura  y que generen más molestias (como las de la recepción) y se cierre», señala Francisco Javier Pérez, quien añade que desde que se adjudicó la obra a Sit Proyectos, Diseño y Conservación SL (por 178.053,58 euros, IVA incluido),  trabajan con el diseño de los paneles, los textos, las imágenes. «Esta semana comienza la reforma de la zona didáctica, con nuevo suelo y mobiliario, y la recreación de la cueva. A lo largo del verano se van a ir colocando paneles y algunas vitrinas, y el área de acceso y recepción y el mayor movimiento de paneles quedará para septiembre, así como la colocación de las nuevas piezas y soportes, cartelas y  señalizaciones», comenta.  

Legado. ¿Por qué se consigue que en  2016 el Ministerio de Cultura apueste por una remodelación museográfica?. La respuesta la tiene Francisco Javier Pérez: «Gracias a que una ciudadana de origen palentino legó parte de su herencia al Museo de Palencia. Ese dinero la albacea lo transmitió a la institución titular, que es el Ministerio de Cultura, y este lo asignó a la Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos Culturales, y ha sido esta y la Subdirección General de Museos Estatales las que deciden utilizarlo para la mejora y la actualización museográfica». «De ahí que se ejecute el proyecto, porque habría sido bastante difícil, en la situación en la que nos hemos movido estos últimos diez años, conseguir la renovación cuando los problemas más importantes que había y tenía que resolver este museo eran de infraestructuras», incide. Pérez explica que la benefactora fue Luisa Torres Jubete, que falleció en diciembre de 2010. Hija de Arcadio Torres, académico fundador de la Institución Tello Téllez de Meneses, funcionario de Correos y muy ligado a la vida cultura palentina, «era una mujer especial, que tenía mucha sensibilidad a estos asuntos». En esa herencia también se legaba al Museo tres torques de plata prerromanos muy parecidos a los ejemplares documentados en el tesoro del Cerro de la Miranda, y muy similares a algunos de los encontrados en el tesoro localizado en el colegio de las Filipenses. Las piezas se van a exponer también con la renovación museográfica. 

 La renovación museográfica viene a sumarse a  la rehabilitación  de cubiertas, la sustitución de cerramientos exteriores y la adaptación a la normativa. Una intervención con un plazo de ejecución de ocho meses que   se convirtieron en algo más de dos años, período en el que el Museo de Palencia permanceció cerrado.