scorecardresearch

CMP arranca la producción en su nueva fábrica de Villamuriel

J. Benito Iglesias
-

La empresa familiar de interiorismo ferroviario invierte tres millones de euros en la localidad cerrateña, contrata a 5 nuevos empleados y creará 25 puestos de trabajo más antes de terminar el año para alcanzar el centenar

Nuevas instalaciones de CMP en Villamuriel - Foto: Sara Muniosguren

La nueva planta de CMP en Villamuriel de Cerrato, que se empezó a construir en mayo del pasado año, inició este mes la producción de piezas de interiorismo ferroviario, tras su traslado desde el polígono de la capital, en 5.000 metros cuadrados de superficie y otros 400 de oficinas edificadas en una parcela de 9.000 metros cuadrados. 

«La instalación está prácticamente ultimada y se produce ya la en sección de conformado de chapa, láser y plegadora, junto a la de soldadura. Las oficinas, recientemente equipadas, están también a pleno funcionamiento. La maquinaria se ha montado al completo y solo falta ordenar un poco todo, poner las líneas de suelo y rematar algunas cosas. Primero fue la pandemia y como derivación la escasez de algunos materiales y, ahora, la huelga de transportistas, la subida de costes energéticos y la guerra. Podemos decir que nos ha pasado de todo, pero lo hemos sorteado», tal y como explica a Diario Palentino Víctor Calvo, director general de la compañía. 

La inversión en las nuevas instalaciones fabriles del polígono cerrateño ha sido de tres millones de euros. Coincidiendo con el traslado, se ha contratado a cinco personas con el objetivo de añadir 25 puestos de trabajo más antes de terminar el año hasta alcanzar en total el centenar. «Poner en marcha este proceso de búsqueda de perfiles profesionales y seleccionar al personal nos llevará un par de meses», concreta.

Nuevas instalaciones de CMP en VillamurielNuevas instalaciones de CMP en Villamuriel - Foto: Sara Muniosguren«Dado que tenemos un 100 por 100 de carga de trabajo para este año y los que vienen vamos a seguir creciendo con una mayor capacidad productiva», expone.

La empresa familiar palentina, fundada en 2006, trabaja con pedidos de unidades a nivel internacional y la mayor parte de la producción está destinada a proyectos ferroviarios de España, Francia y el resto de Europa. Las piezas se ensamblan en unidades de trenes para países como Noruega, Reino Unido o Australia, por poner algunos ejemplos.

Su crecimiento ha sido constante en la pasada década y se han ampliado sucesivamente las naves hasta llegar a la completa instalación de Villamuriel. «Era preciso para poder atender la gran demanda que actualmente tenemos por parte de nuestros clientes y de cara a los próximos años. Se puede decir que andamos con cierta saturación pero muy contentos porque estímanos que el sector ferroviario generará un alto número de pedidos durante bastante tiempo», añade el directivo.

Nuevas instalaciones de CMP en VillamurielNuevas instalaciones de CMP en Villamuriel - Foto: Sara MuniosgurenEl grupo CMP suministra piezas de interiorismo ferroviario a diferentes fabricantes como la compañía guipuzcoana CAF, con seis factorías en España y una en Reino Unido, Francia, Estados Unidos, Brasil y México; Stadler, empresa suiza con 13 centros productivos en Europa, uno de ellos en Valencia, y dos más en Bielorrusia y EEUU; y Talgo, con sede y fábrica en Álava y dos factorías más en Madrid y EEUU. La industria cerró 2021 con una facturación de unos 5 millones de euros, frente a los 3,7 millones de 2020 y los cerca de 2,5 millones de 2019, crecimiento que  revierte positivamente en la estabilidad y la proyección empresarial. 

Nuevas instalaciones de CMP en Villamuriel
Nuevas instalaciones de CMP en Villamuriel - Foto: Sara Muniosguren