scorecardresearch
Fermín Bocos

CRÓNICA POLÍTICA

Fermín Bocos

Periodista y escritor. Analista político


Podemos se hunde

17/02/2022

Junto a Ciudadanos, Podemos ha sido el gran derrotado en las elecciones de Castilla y León. Aunque goza de mucho apoyo mediático lo cierto es que, desde que entró en el Gobierno tras la moción de censura que tumbó a Mariano Rajoy, el movimiento ha ido perdiendo fuerza en todos los comicios en los que han participado. En las autonómicas de Galicia no obtuvo ni un solo diputado: en las de Madrid el desastre electoral fue de tal calado que aparejó la espantada de Pablo Iglesias, líder carismático de esta formación que había dimitido como vicepresidente del Gobierno con el objetivo de revitalizar al partido. Fueron los últimos, detrás del PSOE, superados por sus enemigos políticos íntimos, el partido de Íñigo Errejón. Previamente, se habían estancado en los comicios celebrados en Cataluña y el último batacazo se lo dieron el pasado domingo en Castilla y León, comunidad en la que su representación ha quedado reducida a un solo procurador.

Pese a la campaña de imagen orquestada alrededor de la vicepresidenta Yolanda Díaz, elegida por Iglesias como sus sucesoras y presentada por algunos medios como la gran esperanza de la izquierda, lo cierto es que su paso por la campaña electoral no ha generado rédito político alguno pese a que las pancartas alardeaban de la subida del salario mínimo y de la reforma de la ley de la Reforma Laboral. Su enunciado proyecto político "transversal" no ha conseguido frenar la tendencia a la baja de las siglas moradas.

Podemos va camino de ser un holograma político, una representación virtual. Quienes llegaron al escenario de la vida española anunciando el final de la vieja política y tratando de dinamitar lo que llamaban despectivamente el "régimen del 78" son quienes van camino de la irrelevancia. La gente les ha tomado la medida. Mientras tanto, el denostado bipartidismo, tira que te va, resiste. Por algo será.