scorecardresearch

La pérdida poblacional se ceba con la capital

Carlos H. Sanz
-

En 12 años, la ciudad ha dejado de tener 5.561 habitantes, un 6,73% menos. Los resultados de 2020 son los peores de la última década, ya que por primera vez la pérdida de población supera el millar, 1.054

Desde 2010, año en el que la capital empezó su tendencia de caída de población, ha perdido 6.561 habitantes, un 6,73% de su padrón. - Foto: Óscar Navarro

El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó ayer la Estadística del Padrón Continuo. Resultados definitivos a 1 de enero de 2021, un análisis de la situación de la demografía en la provincia una vez transcurrido el primer año de pandemia de la covid-19 en el que se concluye que de cada 10 habitantes que perdió la provincia, 9 residían en al capital.

Antes de entrar en el detalle, conviene saber que para el conjunto de la provincia esta estadística establece una pérdida poblacional en 2020 de 1.198 habitantes (un descenso del 0,75%), al pasar de 160.321 empadronados a 159.123, lo que mantiene la tendencia secular del presente siglo. 

Mientras la población nacional bajó un 0,89%, la extranjera subió un 2,25% hasta llegar a la cifra de 7.327 personas. Sin embargo, el porcentaje de población foránea en la provincia sigue estando a la cola del país, representando el 4,6% de la población, por debajo del 6,05% de la Comunidad Autónoma y muy alejado del 11,48% del conjunto del Estado.

En cualquier caso, del 1 de enero de 2020 al 1 de enero de 2021, 97 municipios perdieron población, 18 la mantuvieron y 76 la incrementaron. Así se recoge en el informe elaborado por el sociólogo Javier Gómez Caloca para este periódico.

Cuantitativamente, el número de municipios que perdieron población fue inferior al del año anterior (116), así que el sociólogo de cabecera de DP realiza una pregunta cuya respuesta supone un punto de inflexión en la demografía de la provincia: «¿Cómo puede ser que haya menos municipios que pierden vecinos y, a la vez, casi el doble de empadronados menos al pasar de una pérdida de 659 a otra de 1.198?».  

La respuesta, en la capital. «En el primer año de pandemia, hay un contexto general de pérdida de población de las capitales de provincia. De las 50 del país, más las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, todas pierden población salvo Murcia, que ha crecido un 0,21%, que son 926 habitantes más», sostiene el análisis de Gómez Caloca.

Para el sociólogo, el mal de muchos no consuela, y es que descarta que sea algo puntual. «En el ranking ocupamos el quinto lugar de mayor pérdida en el total nacional (-1,35%, con 1.054 habitantes menos) y el tercero de Castilla y León, donde solo nos superan León (-1,59%) y Segovia (-1,53%)», relata.

Esos 1.054 vecinos capitalinos menos suponen el 88% del total de la provincia. Dicho de otra forma, de cada 10 palentinos que ya no residen en la provincia, nueve lo hacían en la capital. Pero hay otro dato que preocupa a Gómez Caloca. Esta tendencia se está acelerando. «Si abrimos un poco el foco temporal a los últimos cinco años, la pérdida poblacional de la capital es la tercera más alta de la Comunidad, y se se abre a todo este siglo, la caída de población de la capital es del 4,3%, de forma que es la novena que más ha perdido, solo superada por otras cinco capitales de Castilla y León (León, Salamanca, Zamora, Valladolid y Segovia), más Santander, Granada, Ourense y Cádiz», completa su análisis.

Así, el sociólogo advierte de que en los últimos 12 años, los que lleva encadenando pérdidas de población, la capital ha dejado de tener 5.561 habitantes, un 6,73%, «Sin prisa pero sin pausa hacia el desastre demográfico, y es que los resultados de 2020 son los peores de la última década, ya que por primera vez la pérdida de población supera el millar, llegando porcentualmente a un desconocido 1,35%», declara.

área urbana funcional. En este punto, cabe hacer referencia al Área Urbana Funcional de la capital, es decir, a los municipios que forman su entorno de influencia laboral, que son Grijota, Husillos, Magaz de Pisuerga, Fuentes de Valdepero, Venta de Baños y Villamuriel de Cerrato.

«Se da la circunstancia de que la evolución de estos municipios y de la capital es divergente. Mientras la capital pierde población, los municipios de la AUF la aumentan.

«Desde 2010, año en el que la capital empezó su tendencia de caída de población, ha perdido 6.561 habitantes, un 6,73%. Por el contrario, los municipios de la AUF han ganado 2.077 habitantes, un 12,26 %. Una parte, que no llega a un tercio, de la capital lo recuperan los municipios de la AUF, pero dos terceras partes son pérdidas en el saldo provincial», finaliza Gómez Caloca.