scorecardresearch

40 años y todavía hecho un 'chaval'

ALBERTO ABASCAL
-

El Chaval de Lorenzo cumplió ayer 36 años en el paseo del Salón, aunque José Antonio León se inició en 1982 en el bar de la calle Eduardo Dato

40 años y todavía hecho un ‘chaval’

José Antonio León es presidente de la Asociación de Sumilleres de Palencia desde el año 2011, de la que forma parte desde sus inicios. Además, es hostelero y regenta el restaurante El Chaval de Lorenzo, que ayer cumplió 36 años desde su inauguración en su actual ubicación del paseo del Salón, aunque su experiencia en el sector arranca en 1982 en el bar situado en la calle Eduardo Dato de la capital.

«La verdad es que son ya 36 años en el paseo del Salón con El Chaval de Lorenzo. Se inauguró el 17 de enero de 1986, pero antes ya habíamos hecho nuestros pinitos en el bar de la calle Eduardo Dato. El nombre del establecimiento viene de que cuando comencé en el sector porque mi padre se llamaba Lorenzo y de ahí El Chaval de Lorenzo», apuntaba ayer a este periódico José Antonio León. El restaurador y sumiller palentino mantiene que han sido décadas «de duro trabajo, pero muy satisfactorio porque siempre me ha gustado el contacto con la clientela. «El peor momento que ha pasado durante esta trayectoria fue cuando nos cerraron por culpa de la pandemia. Eso de no poder estar todos los días en contacto con la gente podía conmigo. En realidad sentía que no estaba atendiendo a mis amigos y clientes como se merecían», se lamenta.

 José Antonio León, que llegó a presidir la Asociación de Empresarios de Hostelería de Palencia entre los años 2011 y 2014 y que es el cabeza visible de los ocho profesionales que atienden al negocio, apunta que «también es verdad que hemos estado más atentos a las redes sociales y eso nos ha servido para hacer contactos. Y cuando hemos podido abrir eso ha ido quedando más apartado porque necesitábamos estar cara a cara con el cliente y trabajar con él».

Pero el responsable de El Chaval de Lorenzo mira el futuro con optimismo: «Si nada se tuerce queremos retomar para febrero las cenas armonizadas, con grupo pequeños o reducidos, con el propósito de que se sigan degustando los platos de la casa con productos de la tierra sin olvidar que ofrecemos una buena selección de vinos para acompañar».