scorecardresearch

El turismo rural pide paso

Lucía Ruiz Simón (EFE)
-

Volar en globo, divisar las estrellas o disfrutar de rutas de cine son solo algunas de las muchas ofertas de la España más desconocida

El turismo rural pide paso

El turismo rural es un aliado para mantener la vida de los pueblos amenazados por la despoblación. Es por ello que la última edición de Fitur ha mostrado sus propuestas más innovadoras para atraer al viajero, desde sus cielos limpios para divisar estrellas, volar en globo, con baños de bosque o rutas de cine.

1. Castilla-La Mancha

y el astroturismo

Uno de los elementos que más ha llamado la atención en la Feria Internacional ha sido la apuesta por el astroturismo que ha planteado Castilla-La Mancha con la incorporación de un pequeño observatorio que ha sido una de las atracciones más comentadas en los pabellones nacionales.

Y es que para observar las estrellas es fundamental evitar la contaminación lumínica de las grandes urbes. Desde la región ofertan poder mirar el universo en todo su esplendor en el medio centenar de espacios reconocidos como «cielos limpios» que se reparten por Albacete, Ciudad Real y Cuenca.

2. La Capadoccia

de ANDALUCÍA

En la provincia de Granada se encuentra el desierto más meridional de Europa, un geoparque famoso por sus formaciones rocosas y sus casas cuevas que también llama al viajero más osado para conocer sus paisajes -comparados por algunos a la Capadoccia turca- desde las alturas en un globo o en parapente desde la estación de vuelo libre del Cerro Jabalcón.

3. Aragón: trufas

y mindfulness

La provincia de Teruel, que además de existir cuenta con paraísos como la Matarraña o Albarracín, esconde también en sus entrañas uno de los frutos más codiciados por la alta cocina, la trufa, la protagonista en los fogones de Gúdar Javalambre y de algunas experiencias turísticas para acercar al viajero a esta curiosa tradición.

Los valles y el pirineo oscense son de sobra conocidos, pero la provincia, muy afectada por la caída de su número de habitantes, ofrece desde Turismo Verde de Huesca un sinfín de experiencias como los baños de bosque que se ofertan en el Valle del Viñeta. Se trata de una actividad de dos horas, con guía, que consiste en absorber la atmósfera del bosque mediante ejercicios de mindfulness para atacar al estrés desarrollando la atención plena.

4. Extremadura

de película

La riqueza natural de Extremadura es un gancho que cada año capta a los turistas ávidos de experiencias verdes diferentes; desde Cáceres han sumado nuevas propuestas para conquistar al viajero seriéfilo, como la ruta para visitar las localizaciones de Juego de Tronos. El recorrido tiene paradas imprescindibles como el conjunto monumental de Los Barruecos, en Malpartida de Cáceres, o el castillo de Trujillo, dos escenarios de la serie.

5. Galicia: un camino

El Camino de Santiago es un valor seguro del turismo de interior de Galicia, un auténtico revulsivo para algunos pueblos que asisten al continuo pasar de los miles de peregrinos que caminan hacia la tumba del Apóstol.

En Orense se ha desarrollado una ruta que se puede seguir a través de un juego de Geoaching para descubrir el Camino de San Rosendo, un santo del siglo X con una particular historia.

6. La tradición de Castilla y León

Desde Castilla y León llegan propuestas sorprendentes, como pasear en barco, el que surca el canal de Castilla, o esperar al verano para disfrutar en Soria de su espectáculo histórico de Vulcanalia, una fiesta de la antigüedad romana que se celebraba en honor a Vulcano, dios del fuego y la forja.

7. Canarias y el revivir de la isla bonita

Mención aparte merece este año La Palma, la isla bonita, un gran destino natural que ansía volver a recuperar cuanto antes su normalidad tras la erupción del volcán. Su expositor en la pasada feria de turismo fue uno de los más visitados para mostrar solidaridad con los más afectados.