scorecardresearch

El turismo de un atleta

Pablo Caminero
-

Destaca los paisajes espectaculares de la naturaleza palentina

Guillermo Acosta termina una de sus carreras a los pies del Cristo del otero - Foto: DP

Los diez lugares de Guillermo Acosta

¿Quién soy? Este palentino es atleta del Club de Atletismo Puentecillas y cuenta con un gran bagaje competitivo a nivel nacional. Actualmente, cursa el grado de Cafyd en la UEMC, tras obtener el título de Técnico en Enseñanza y Animación Sociodeportiva.

TRAYECTORIA Desde los cuatro años practica atletismo. Desde hace unos siete, compite en trail, donde ha conseguido sus mejores resultados. En 2019 quedó tercero de España en Todolella, Castellón. Este 2022 quedó también tercero de España promesa en Snow Trail con la selección de Castilla y León.

1.Cerro de San Juanillo. «Es el lugar al que más acudo a entrenar, llegando a ir cuatro días a la semana. Paso muchas horas allí y se ha convertido en un punto de encuentro con mis compañeros de equipo, de los que digo con orgullo que cada vez son más. Además, me gusta ir solo a disfrutar del atardecer  porque hay una vista increíble».


2.Pista de atletismo del Campo de la Juventud. «Como llevo desde los cuatro años en atletismo, he pasado muchas horas allí y tengo muy buenos recuerdos. Cuando empecé a entrenar el centro se convirtió más en un sitio de recreo que de competición, por lo que he disfrutado muchos años yendo allí. Es una pena que en los últimos años se haya olvidado un poco el cuidado de las instalaciones. La pista exterior se levanta y la grada no se puede usar porque se cae. Dentro, el problema también es muy grande, pues se forman grandes goteras en la pista interior los días de mucha lluvia».


3.Cima del Espigüete. «Subir hasta el punto más alto es todo un reto. Cuando estás arriba te das cuenta de lo grande que es todo y lo pequeño que eres tú. Por eso, me gusta sentarme allí tranquilamente a pensar en mis cosas y meterme en mi mundo. Además, suelo ir con mis amigos, lo que me hace disfrutar el doble de la experiencia».


4.Valdespina. «Es el pueblo de mi padre y he ido desde muy pequeño. Siempre nos juntamos allí la familia a comer y charlar. Tengo muy buenos recuerdos de grandes comidas en las que el ambiente ha sido de fiesta y risas con mi familia. Destaco muy buenos momentos de mi infancia allí».


5.Monte el Viejo. «Aquí también entreno muchas horas gracias a que conserva zonas súper chulas tanto para correr, que es lo que yo hago, como para andar. Voy mucho con mis amigos y me gusta por la tranquilidad que hay en algunos sitios que son menos conocidos por el gran público. Te ayuda a evadirte y confieso que ni siquiera yo, que voy mucho, conozco el nombre de estos parajes ocultos».


6.Poza de las Lomas. «Es un sitio de la Montaña Palentina al que voy todos los veranos una o dos veces. Es un paraje estupendo al que suelo llevar a gente de fuera y no se esperan que en ese punto de la montaña haya un pozo de ese tamaño. Ver sus caras de sorpresa y felicidad es algo que me llena y convierte la experiencia en especial. Recomiendo no solo ir en verano, sino probar también en invierno, pues subir con las raquetas por la nieve es algo muy divertido también».


7.Pantano de Ruesga. «Es uno de los lugares indispensables a los que acudir en verano. Suelo ir con mis amigos y me gusta mucho sentarme allí a comer por la tranquilidad que hay. Además, soy un apasionado de los saltos al agua y el pantano cuenta con una isla que permite realizar esta actividad sin peligro ninguno».


8.Isla Dos Aguas. «Me gusta ir a entrenar ahí de vez en cuando porque, desde que lo arreglaron, han hecho un circuito de un kilómetro y es una gozada correr allí. Es muy cómodo que la distancia esté ya marcada y voy para hacer rodajes alguna vez y, sobre todo, series. También me gusta que te encuentras a gente haciendo deporte, que también está bien porque te ayuda a motivarte el ver a otros que están en la misma situación de esfuerzo que tú».


9.Mirador del Cristo. «Si tengo visita en Palencia de gente de fuera les suelo llevar allí. Cuando voy con mis amigos subimos algo de comida para cenar y disfrutamos de las vistas de la ciudad con todas las luces. Además, paso mucho por allí durante mis entrenamientos. A veces me paro a ver el paisaje y sigo corriendo. Es como un momento de descanso en plena acción».


10.Mirador de Autilla. «El conocido como mar de Castilla. Desde allí se puede disfrutar de unos atardeceres prreciosos y me gusta ir con mis amigos a hacernos la típica foto con el sol metiéndose por el horizonte».