scorecardresearch

Acrobacias en un mundo de latas

DP
-

La plaza Mayor albergó ayer el primer espectáculo del ciclo Pasen y vean, en el que D´Click presentó un cuento escrito con ejercicios físicos pero con el cambio climático como moraleja

Acrobacias en un mundo de latas - Foto: Óscar Navarro

Los martes de julio tienen un espacio reservado para los amantes de los espectáculos circenses con Pasen y vean, un ciclo diseñado por el Ayuntamiento que dio comiendo ayer con Latas, una cita familiar puesta en escena por la compañía aragonesa D'Click. 

La plaza Mayor albergó una acrobática propuesta en la que tres personajes interpretados por Ana Castrillo, Javier Gracia y Hugo Gauthier habitaban un mundo lleno de latas, e inician una búsqueda de la felicidad. Un espectáculo que no careció de asombrosos ejercicios físicos pero que sirvieron de pretexto para  abordar cuestiones como el cambio climático y la sostenibilidad desde la visión de las relaciones humanas y a través de un mundo en el que solo hay metal, arena y muy poca agua... salvo la de la lluvia que hizo su aparición en la recta final del número. 

Latas recibió el primer premio en la categoría de circo de los premios Santa Isabel de las Artes Escénicas en su edición del pasado año. Un reconocimiento al lenguaje propio de esta compañía aragonesa, en el que, tal y como se vio ayer en la plaza Mayor, «el riesgo está muy bien acompañado de humor, de emoción, de juego y de poesía».

En definitiva, una puesta en escena de lujo para Pasen y vean, que continuará su programación la semana que viene con AHÁ, de la compañía Alas Circo, que sorprenderá con un espectáculo dentro de una estructura móvil de 5 metros de altura que permitirá a los artistas acercar al público sus destrezas, como si estuviesen en la misma pista de un circo. 

Una semana después, el 19 de julio, se llevará a escena el espectáculo La rueda, a cargo de la compañía Kanbahiota, un reconocimiento a aquellas mujeres y hombres que tienen la fuerza necesaria para frenar, tumbar o cambiar la dirección de la gran rueda de la rutina.

 El ciclo finalizará con una de las obras finalistas en los Premios Max de las Artes Escénicas de este año, Paüra, el 26 de julio. Un espectáculo de humor a cargo de la compañía Lucas Escobedo  para todos los públicos y con música en directo, pero también una propuesta para hablar del miedo a través del lenguaje del payaso, con carcajadas y poesía.