scorecardresearch
Javier San Segundo

Ajo, guindilla... y limón

Javier San Segundo


Una de bravas III

24/09/2022

El grupo palentino de danza Smile ha saboreado las más altas mieles del éxito en París al coronar la cima del podio y hacerse con el Campeonato de Europa de Baile. Ver moverse a los conjuntos encima del escenario al son de la música sugiere un extraordinario ejercicio de entrenamiento donde los movimientos de cada cual, más allá de la técnica individual, que también, han de fluir al unísono sin que exista disonancia visual alguna. Exactamente igual que los músicos de la orquesta que dirige sus pasos.
En el judo, por ejemplo, y ahora nos circunscribimos al ámbito individual, el sacrificio y la disciplina de años pueden verse echados por tierra en una milicentésima de segundo si el contrincante, en un desafortunado descuido, te enjareta un ippon entre pecho y tu espalda contra el suelo. Y a casa.

El servicio en un establecimiento hostelero requiere una gran preparación previa. Tanto individual, en la técnica de servicio, como grupal, en la ejecución del mismo. Y de una mise en place que procure todo lo necesario para que, de la misma manera, fluya con orden, eficiencia, eficacia y el cliente disfrute y se deleite.
Si trasladamos el argumento a un evento concreto, el ingente trabajo existente entre las bambalinas de los días o meses previos tienen su concreción temporal, en muchas ocasiones, en una sola jornada, que es la del acto final en cuestión. Y ahí es cuando el puzzle actoral tiene que acoplarse mágicamente de una sola vez para que todas las piezas formen el tapiz con diligencia y resolución para el solaz de los invitados.
Este año quiero centrar en este extremo de la ceremonia bravista internacional Una de Bravas, que se ha desarrollado en Palencia durante la jornada del 19 de septiembre. Mis enhorabuenas y parabienes a todas las partes y personas implicadas en su organización, mecenazgo, difusión y desarrollo, ¡¡¡olé!!!
Y, cómo no, a todos los cocineros concursantes, que son el colofón y guinda de este pastel tan picante. Muy ardua, la tarea del jurado, por el altísimo nivel acontecido. A todos, todos los éxitos. Mucho más que merecidos.
Isaac Montoya, de Paquita Mariví en Burgos, se ha alzado con la corona de este 2022. Dale duro, compañero, que viene la ola.
Y a todos, gracias, y… ¡¡¡vida brava!!!

ARCHIVADO EN: París, Judo, Burgos, Palencia