scorecardresearch

Sí a la regulación de los antígenos

Santiago Rodríguez
-

Los usuarios están de acuerdo con la fijación de unos precios estándar que sean accesibles para toda la población

Sí a la regulación de los antígenos - Foto: Sara Muniosguren

Después de una navidades marcadas por la variante ómicron, la venta de test de antígenos sigue creciendo con el paso de las semanas. Debido a la disparidad que ha surgido en cuanto a su precio en este largo recorrido, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció que hoy va a proceder a la regulación de su importe.


Muchos expertos en la materia opinan que esta no es la solución correcta, pero la gente demostró su descontento con los elevados precios de las pruebas de autodiagnóstico y las escasas existencias. Para mostrar las diferencias con los países vecinos, Alemania, Francia y Portugal disponen de antígenos a dos y tres euros en supermercados y grandes almacenes. Sin embargo, Pedro Sánchez ya dejó claro que no se utilizarán estos establecimientos como puntos de venta.


Los encuestados por Diario Palentino mostraron su aprobación a la resolución aplicada por Sánchez, ya que creen que así «ninguna empresa pueda hacer negocio» con la alta tasa de casos que hay actualmente y las clases menos favorecidas económicamente podrán acceder a una prueba si la necesitan. Sin embargo, los usuarios coincidieron en que las medidas han llegado «demasiado tarde» y que debieron establecerse en las vacaciones navideñas, cuando la demanda agotó los antígenos y los precios subieron a niveles muy elevados. «Es un cachondeo, deberían haberlo hecho cuando se compraron los test, no ahora que se han dejado de utilizar», afirma uno de los encuestados. 


En cuanto a la venta de pruebas en supermercados, hipermercados y grandes almacenes, los sondeados también manifestaron su conformidad con la decisión de Sánchez de solo ofrecerlas en farmacias y otros lugares homologados. Piensan que los test de antígenos son un producto sanitario «muy importante» como para venderlos en un establecimiento normal, les genera «desconfianza» y creen que no les garantizaría un resultado fiable. Además, algunos de ellos aseguraron que se necesita más pedagogía a la hora de aplicar esta herramienta a uno mismo y que, en la medida de lo posible, sea empleada por profesional sanitario. 


Por otro lado, muchos países e incluso regiones españolas promueven el reparto de antígenos gratis cada cierto espacio de tiempo, con el fin de que todas las capas de la sociedad puedan optar a una prueba. En este caso, los encuestados consideran que con la regulación de precios y la estabilidad del mercado, es suficiente para dominar la situación.