scorecardresearch

El Plan de Salud velará por la salud mental

Carlos H. Sanz
-

El Consistorio convierte la salud mental, sobre todo de niños y jóvenes, en eje para la mejora de la calidad de vida

En 2020, un total de 13 palentinos decidió acabar con su vida. - Foto: Alberto Rodrigo

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicó el año pasado los resultados de una encuesta que concluían que el 23,4% de la población ha sentido «mucho o bastante» miedo a morir debido al coronavirus. Un efecto de la pandemia que ha afectado a la estabilidad mental de los palentinos, sobre todo entre los menores.

De hecho, la mitad de los padres y madres reconocen que han notado algún cambio en el comportamiento de sus hijos, que en la mayoría de los casos, en un 72,7%, se han traducido en cambios de humor, un 78,6% en la alteración de sus hábitos de vida, y en un 30,4% de los casos en modificaciones del sueño.

La peor consecuencia de esta alteración de la normalidad forzada por la pandemia es el suicidio. En 2020, 13 palentinos, ocho hombres y cinco mujeres, decidieron acabar con su vida. La estadística del INE refleja que uno de ellos tenía entre 15 y 29 años, y otras dos tenían menos de 40. De hecho, está demostrado que es la principal causa de muerte no natural entre jóvenes de 15 a 29 años, algo que no había ocurrido desde que se registran datos y que los especialistas relacionan con el estallido de la pandemia de la covid-19.

El barómetro del CIS de junio de 2021 recogía que seis de cada diez españoles tienen síntomas de depresión y ansiedad. De hecho, las tentativas de suicidio y autolesión en población infantil y juvenil han aumentado un 250%.

Plan de salud. La mayor parte de estos datos están incluidos en el diagnóstico llevado a cabo para la confección del I Plan Municipal de Salud, un documento que tiene como objetivo «el establecimiento y desarrollo de las acciones necesarias para la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad y una mejora de la calidad de vida de las personas residentes en Palencia».  

Aunque el documento aún está en desarrollo, sí propone, a partir del diagnóstico realizado, una estrategia basada en cuatro ejes y en la que la salud mental y física de los mejores y jóvenes de la capital juega un papel muy importante por primera vez.

«Efectivamente, es una de las líneas estratégicas en las que se va a trabajar a través de este plan. Hay que tener en cuenta que el Ayuntamiento no tiene competencias en materia de sanidad, pero sí que puede establecer vías de trabajo enfocadas a ver cómo se puede dar solución a dos problemas muy concretos: la baja percepción en las personas de que tienen un problema de salud mental y la escasez de profesionales a su alcance a los que acudir», explica Raquel Martín, concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento e impulsora de este I Plan Municipal de Salud.

Martín advierte que más que solucionar los problemas de salud mental detectados o por detectar en la población palentina, sobre todo a causa de la pandemia, este documento pretende ser «un canal de confluencia» de distintas herramientas y líneas de trabajo. Dicho de otra forma, no es un plan de choque frente a un problema detectado ya en la sociedad sino un conjunto de medidas que incidirá en la prevención, especialmente en los jóvenes, de cara a minimizar no solo suicidios sino también otros problemas psicológicos y psicosomáticos que pueden convertirse en habituales a lo largo de la vida de una persona, y que, además, generan un importante gasto para el sistema de salud.

De hecho, en esta línea se enmarca el taller celebrado el pasado noviembre, con el impulso de la Concejalía de Juventud, que consistió en mostrar las herramientas necesarias para el control de las emociones entre los escolares de la capital. Un taller impartido por la Asociación de Salud Mental Palencia Feafes, que, en líneas generales,  pretendió facilitar a los jóvenes la identificación y el manejo del malestar que puede llevar hacia conductas nocivas y autolesivas.

De esta forma, el Plan incluirá líneas de trabajo a partir de la concepción holística de la salud de los niños y los jóvenes, incidiendo en actividades para la orientación de la salud, pero también abordando otros campos como son la prevención de drogodependencias y hábitos nocivos.

Programas consolidados como  +Joven, Voteyon o Exeo, que buscan la reducción de riesgos por consumo de sustancias psicoactivas en espacios de ocio y fiesta y ofrecen una propuestas de  juegos y actividades lúdicas preventivas sobre el consumo de las drogas, entrarán bajo la dirección de este I Plan Municipal de Salud, que también abordará el acoso escolar, la prevención de accidentes, el deportes y la actividad física o el fomento de hábitos higiénicos y de nutrición saludable, entre otros. Pilares, todos ellos, que contribuyen a la buena salud mental de los jóvenes.