UPA denuncia el repunte de ataques de lobos al ganado

DP
-

La organización achaca la alta incidencia en las explotaciones del norte provincial al menor número de crías de corzos con las que se alimenta también el depredador

UPA denuncia el repunte de ataques de lobos al ganado

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) denunció que se ha producido un importante repunte de ataques de lobos en las  últimas semanas  a explotaciones ganaderas extensivas de vacuno y equino situadas la Montaña Palentina. 

Al respecto, la organización profesional agrícola y ganadera hizo un llamamiento una vez más a la Junta de Castilla y León y al Gobierno central para que tengan en cuenta que la situación es muy delicada para las ganaderías domésticas. «En esta zona norte de la provincia cada vez se alberga una mayor población de lobos y los perofesionales ganaderos son víctimas de la expansión descontrolada de este cánido», tal y como expresó a través de un comunicado.

A juicio de UPA, el motivo de esta alta incidencia de ataques al ganado podría deberse al menor número de crías de corzos de los que se alimenta también la especie depredadora

«Esta situación exige, sin duda, una gestión racional por parte de la Consejería de Medio Ambiente y del Ministerio de Transición Ecológica sobre la población de estos animales, puesto que ocupan un mismo territorio con la ganadería extensiva, y que como se está demostrando en la mayoría de los casos la convivencia es prácticamente imposible», arguyó

Igualmente, la OPA pidió a las administraciones «un poco de sentido común y por lo tanto que la gestión del lobo se haga con total transparencia y colaboración de los diferentes agentes sociales, y muy especialmente con los afectados, para que en ningún caso se convierta en una carga en forma de presión insoportable para las explotaciones ganaderas que sufren los ataques de estos depredadores».

Es incomprensible que a día de hoy tengamos la necesidad de recordar a políticos y determinadas asociaciones ecologistas que los ganaderos somos los paganos de que el lobo sea un animal salvaje con pocas posibilidades de alimentarse en ciertas zonas y épocas del año, sobre todo cuando el número de manadas es tan elevado como el actual, entre otras cosas porque la fauna silvestre no proporciona el alimento necesario para saciar sus necesidades.

promulgar leyes. Desde UPA Palencia se recordó además a las administraciones competentes que son ellas las que tienen la obligación de promulgar Leyes y Decretos que permitan compatibilizar el Desarrollo Rural mediante la actividad ganadera con el aprovechamiento de los recursos naturales. «Por ello, resulta absolutamente injusto que recaiga el coste del mantenimiento de una especie protegida por la Administración sobre el colectivo de los ganaderos. En este sentido, consideramos imprescindible que las políticas conservacionistas sean justas con las víctimas, que son los ganaderos, y por ello la solución está en una gestión y control adecuado de ejemplares y la puesta en marcha de unas indemnizaciones justas por ataque, sea en el territorio que sea, sin discriminaciones por el lugar donde se produzcan esas ‘lobadas’», concluyó.