scorecardresearch

La Pernía despide a Luis María, el herrero de San Salvador

Sara Martínez y Daniel y Marta
-

Su trabajo siempre ha sido indispensable para la vida en los pueblos; en la fragua se fabricaban y reparaban una a una todas las herramientas

La Pernía despide a Luis María, el herrero de San Salvador

La Pernía, el municipio del norte palentino, hoy da un adiós muy especial, ya que ha fallecido Luis María, herrero y vecino de San Salvador de Cantamuda, persona de grandes habilidades, pocas palabras y que se lleva consigo el cariño y el agradecimiento de cuantos le conocieron. 

Aprendió el oficio de la forja de su padre, y este, a su vez, de su abuelo, por lo que llevaba toda su vida vinculado al oficio. El trabajo de Luis María siempre ha sido indispensable para la vida en los pueblos; en la fragua se fabricaban y reparaban una a una todas las herramientas necesarias para el trabajo en el campo y en las casas. 

Se hacían las rejas y los aros para el arado, hoces, guadañas, se afilaban azadas o picos; y, en muchas ocasiones, le tocó colocar los callos a las vacas en el potro. También se moldeaba el aro y el eje de las ruedas de los carros y demás piezas de hierro. En este espacio se hacían cuidadosamente tenazas para la lumbre y parrillas o trébedes.

Homenaje. Los últimos años de profesión realizaba el forjado de puertas y verjas, así como el arreglo de todo tipo de herramientas y maquinaria. Se ha ido una persona indispensable y así quisieron hacérselo saber los ganaderos de La Pernía en un homenaje realizado en la feria de San Bernardo en agosto 2018.

Con aquel acto quisieron agradecer su entrega, y es que, como sus compañeros y amigos cuentan, nunca dejó un trabajo sin terminar o sin hacer y su fragua siempre estuvo abierta. La gratitud hacia él es infinita y nunca La Pernía ha estado más unida en la despedida de un vecino.

Alguien dijo alguna vez algo así como que la muerte encuentra al pescador, pescando; al labrador, labrando; y a Luis María solo pudo encontrarle forjando en La Pernía.