Una mirada a la Palencia del XIX en Grijota

Rubén Abad
-

La exposición 'Tradición y oficio panadero', por la que han pasado cientos de visitantes, afronta su recta final en las antiguas escuelas

Una mirada a la Palencia del XIX en Grijota

El etnógrafo Carlos Porro propone un apasionante viaje por la Palencia del siglo XIX en la exposición Tradición y oficio panadero, una interesante exposición que se puede visitar en las antiguas escuelas de Grijota. Una muestra que pone en valor la riqueza del patrimonio y la historia de la villa panadera a través de imágenes, fotografías, documentos, también artesanía y utensilios del antiguo oficio panadero, además de trajes típicos e indumentaria ritual.


«La exposición recoge la esencia de lo grijotano y, por extensión, de lo palentino», destaca Porro en declaraciones a Diario Palentino. Y es que, como recuerda el etnógrafo, experto en el folklore provincial, «los vecinos de Grijota fueron los que más tiempo mantuvieron la indumentaria tradicional, y era habitual verlos en la capital con el manteo y el pañuelo a la cabeza».


La exposición, que ha resultado ser un éxito y por la que han pasado cientos de personas desde su inauguración, permanecerá hasta el 10 de agosto en el municipio grijotano, donde podrá visitarse los sábados y domingos de 13 a 14 y de 17 a 20 horas. De allí viajará al Museo del Cerrato Castellano de Baltanás y a otras localidades, puesto que, como señala el Ayuntamiento, está patrocinada por la Diputación.

Una mirada a la Palencia del XIX en GrijotaUna mirada a la Palencia del XIX en Grijota


Tradición y oficio panadero ha servido también para homenajear a Emilia Castro Diez, Miluca, que a sus 99 años fue protagonista destacada del úlitmo libro publicada por Porro: La tradición oral en Grijota. A modo de reconocimiento por su papel destacado durante años en la salvaguarda de la historia, la cultura, el folklore y la tradición popular de la localidad, el alcalde, Jesús Tapia, le hizo entrega durante el acto de inauguración de una placa  conmemorativa en nombre de todos los vecinos del pueblo.