scorecardresearch

El comercio prevé un 20% de la venta anual en las rebajas

J. Benito Iglesias
-

Los negocios perciben un repunte respecto a 2020 y confían en que la pandemia cese en 2022 y se vaya recuperando el consumo

El comercio prevé un 20% de la venta anual en las rebajas - Foto: Sara Muniosguren

Las rebajas denominadas oficiales, entre el 7 de enero y el 7 de marzo en la época invernal, ya no son lo que eran dado que el Black Friday de noviembre da el pistoletazo de salida hace años a las ofertas en la campaña navideña, que han variado con su liberalización los hábitos del consumidor. No obstante, el comercio de proximidad confía que en los dos próximos meses se alcance en torno a un 20 por ciento de sus ventas anuales para recuperar así cifras previas a la pandemia.

La jornada de ayer -que al mediodía se tornó en un sol generoso y una temperatura suave- apoyó la presencia de gente en las zonas comerciales, en algunos casos apurando las vacaciones y acompañados por niños también inmersos en ellas. Eso se tradujo en bolsas con compras a productos en oferta a las que ya se había puesto el ojo y, también, en devoluciones de los regalos de Reyes Magos que no dieron con la talla o el modelo deseado.

Al menos, los negocios han percibido al concluir 2021 una mejora de la facturación respecto a la de un año antes y muestran su confianza en que a largo de este año cese la pandemia y se vaya recuperando el consumo para irse acercando a la cifras de 2018 y 2019.

El comercio prevé un 20% de la venta anual en las rebajasEl comercio prevé un 20% de la venta anual en las rebajas - Foto: Sara Muniosguren«En el pequeño  comercio las rebajas vienen siempre bien y, como pensamos que la relación calidad precio del producto que se pone a la venta es buena, pensamos que el cliente se beneficia de los atractivos descuentos en las compras. Además, se saca adelante el stock que queda y se puede seguir adelante con las nuevas campañas», desgrana María José López, presidenta del colectivo centro comercial Palencia Abierta.

Respecto a la campaña navideña y el cierre de las ventas de 2021, opina que, dependiendo de los sectores y del balance que aún deben realizar algunos establecimientos, se ha superado el bajo listón de 2020 con los perniciosos efectos que dejó el coronavirus en el sector. «La Navidad es una época especial donde muchos negocios pequeños y también algunas franquicias adelantan sus descuentos y se percibe más consumo. Esperamos que ese repunte se mantenga en estos dos meses de rebajas y que 2022 sea un buen año. La gente tiene que entender que al tener  un menor margen de beneficio  no podemos competir con las cifras de descuento de grandes superficies, pero eso lo compensamos con la cercanía y la calidad de lo vendido», relata.

primer día tranquilo. Por su parte, la Federación del Comercio de Palencia (Fecopa), integrada en la patronal CEOE Empresas de Palencia, muestra mucha cautela respecto a las rebajas. «El primer día se puede ver movimiento pero no como antaño y habrá que esperar a las ventas de próximos fechas. El año pasado fue el temporal Filomena y este es ómicron, la nueva variante de coronavirus. Esperamos que no se frene la hostelería y, por ende, el comercio y todos los sectores en general y confiamos en ir dando salida al stock de producto. Las ventas han mejorado algo respecto a 2020, que fue un año fatal, y es complicado aún poder alcanzar la facturación de años anteriores a la pandemia», apunta Luis Fernando Tejerina, presidente de Fecopa.

Margot Reguero, encargada del negocio familiar Deportes Artiza, prevé que a lo largos de estos días las ventas suban. «Iniciamos la fórmula 2x1 y las tallas sueltas y productos de final de temporada son atractivos.  Al concluir la campaña navideña  hubo mucha gente confinada con peor resultado que el final de 2020 y tampoco el día previo a los Reyes Magos el tiempo acompañó. Tal y como están las circunstancias no nos vamos a quejar ya que las rebajas son una buena oportunidad para incrementar las ventas», expone.

Iván González, propietario del comercio Gaban Moda, es de similar opinión. «El año pasado fue positivo en general pero sin grandes alardes. Al final la gente hizo sus compras y regalos aprovechando ya las ofertas desde noviembre con el Black Friday y las que hacemos luego al llegar la Navidad. Las rebajas de enero no son ya desde hace años lo que eran pero hay ambientillo. Durante unos días se podrá sacar la mercancía que pueda quedar con descuentos del 50%, pero luego se volverá ala normalidad de las compras puntuales que se precisen», concreta.

Daniel Vallejo, encargado de la tienda Stradivariuis, única franquicia que mantiene el grupo gallego Inditex en la capital, califica el primer día de rebajas de «más flojo» que en años precedentes. «Después de Reyes se hacen muchos cambios. Creo que al haber menos oferta comercial en la ciudad mucha clientela potencial termina acudiendo a Valladolid al querer adquirir todo lo que necesita en un mismo sitio. Diciembre fue un buen mes pero será muy complicado regresar a las cifras de ventas de hace tres o cuatro años», concluye.