Una primera vez difícil de olvidar

Ical
-
Cristina González, candidata a la Alcaldía de Joarilla de las Matas (León) por el PSOE, y primera vez que vota en unas elecciones municipales por su edad. - Foto: Carlos S. Campillo (Ical)

Con tan solo 21 años, Cristina González acudirá a las urnas Joarilla de las Matas por primera vez en unos comicios municipales y lo hará para votarse a sí misma como la primera mujer candidata a la Alcaldía de la localidad

Cristina González tiene 21 años y las cosas muy claras: “En mi pueblo las cosas siempre han sido del mismo palo, el Partido Popular ha gobernado por lo menos desde hace 30 años y este año, cuando cambió su candidato a la Alcaldía yo vi una oportunidad, así que estoy emocionada, ¡voy a votar al Partido Socialista y voy a votarme a mí misma!”.

Así, gracias a algo que “empezó como una bobada”, esta chica estudiante de Derecho, afiliada a las Juventudes Socialistas y amante de la política, decidió que si iba a acudir a votar por primera vez en unos comicios municipales, lo haría para meter en la urna una papeleta encabezada con si propio nombre, porque su pueblo “necesita un cambio ya”, que le podría convertir en la primera mujer alcaldesa de la localidad.

Un cambio que haga frente a la situación actual de Joarilla de las Matas, donde Cristina lleva años viendo cómo la gente se tiene que marchar fuera, ella la primera para estudiar, por lo que cree “indispensable” animar al pueblo a hacer cosas para que la gente pueda elegir quedarse en él “y tenga oportunidades”.

Por eso, con “la fuerza y el entusiasmo” que sabe que le aporta su juventud, frente a la gente mayor que ha llevado la Alcaldía hasta el momento y que “quieren mantener las cosas como están”, la candidata socialista anuncia sus “ganas de esforzarse, de ayudar a la gente y de que las cosas mejoren”.

Ganas de “mojarse”

Ya con su programa elaborado, la candidatura encabezada por Cristina González está conformada por gente “que se quiere mojar”, con una lista “unida por el pueblo” con “mucha gente joven y muchas mujeres”, algo de lo que está “muy orgullosa”, ya que “nunca en el pueblo se ha presentado una mujer a la Alcaldía”.

Juntos, han elaborado un programa que incluye, como uno de los aspectos fundamentales, ordenanzas fiscales con modificaciones. “Tengo una amiga de mi edad que acaba de abrir allí una tienda y creo que hace falta impulsar medidas como la cesión de locales o la exención de impuestos, para ayudar a el tejido industrial se acerque a los pueblos”, explica.

Un programa también dirigido a los vecinos de un pueblo cuyo problema fundamental es, para Cristina, “la edad de las personas, que cada vez son más mayores”, motivo por el que si llega a la Alcaldía buscará planes de ayuda a personas mayores que pasen por “facilitar la sanidad, auxiliar a las familias que tienen dependientes a su cargo y apostar por el transporte frente a una comunicación que ahora es casi nula”.

Con todo ello, busca “romper el esquema tradicional y conservador” de los habitantes de Joarilla de la Matas, algo “muy difícil después de tantos años de las mismas personas, hombres y de avanzada edad”.

Por ello, en estas dos semanas de campaña política que están por delante, Cristina, además de enviar cartas a los vecinos con su carta de presentación, hablará con la gente para darse a conocer y poder escuchar de primera mano las peticiones de las 266 personas censadas tanto en su localidad como en las pedanías de San Miguel de Montañán y Valdespino Vaca.