De cuatro en cuatro

Alberto Moreno
-

Buen juego y lluvia de goles del Palencia Cristo Atlético

De cuatro en cuatro - Foto: Óscar Navarro

palencia cristo atlético. Miguel, Dani Burgos, Pablo, Charly, Sellés, Bueno, Alberto, (76’ Edu), Charaf, Jordi, Blanco, (66’ Adrián), Álvaro, (83´ Fraile). 
SALAMANCA UDS B. Juan Pablo, Benito, (63’ Elías), Zurita, Nono, Daniel, André, Gustavo, Alan,  (79’ Gallego), Isma, (46’ Hugo Martín), Alber Martín, More.
goles. 1-0, minuto 2: Charaf, de cabeza. 2-0, minuto 22: Alvarito, de disparo cruzado. 3-0, minuto 40: Sellés, tras saque de falta botado por Bueno y poderoso remate de cabeza del central. 4-0, minuto 88: Fraile, de potente centro-chut.
ÁRBITRO. Daniel Gómez Esteban, zamorano. Asistido por Gutiérrez Garrote y Pedrón Alfonso.  Amarillas a Blanco y Álvaro, por parte local y a los charros Daniel, Zurita, Alan, Juan Pablo, André, More y Gustavo. No pitó dos penaltis en el área visitante.
incidencias. El Salamanca UDS B se presentó con quince jugadores y sin el número 3 en su equipación.

Ocho goles en dos partidos. Lo que antes parecía una portería de fútbol-sala, ahora parece una que va de esquina a esquina. ¿Qué ha cambiado en el Palencia Cristo Atlético? Realmente, poco, salvo la incorporación de Alberto Escarda, que ayer era muy aplaudido tras ser relevado, pese a no marcar. 
Pero ese poco es un mucho, porque, como bien dice el técnico morado, el equipo ahora es más ancho con una presencia de un jugador de banda derecha puro. Se abren más las defensas rivales, y, por consiguiente, hay más espacios para el juego combinativo por dentro
El tempranero gol local y la forma de juego de su rival, le facilitaron las cosas para vencer con holgura, claridad y calidad. Posesión, personalidad y gol. Así fue ayer el cuadro palentino.
Gala dispuso de un once con no excesivas novedades en relación al equipo que goleó en Tordesillas, Miguel por Sergio en la portería y Sellés como central zurdo por el sancionado Abel.
Pronto se vio que el filial del Salamanca UDS iba a dar muchas facilidades en defensa. Guardiola fue un innovador, pero su legado en el Barça ha dejado secuelas, imitaciones baratas que suenan a suicidio. Una cosa es intentar sacar el balón jugado desde atrás y otra caer una y otra vez en la pérdida del esférico en campo propio. Marear la perdiz para no avanzar y acabar cediendo el balón no es fútbol. A la mínima presión de los morados, pérdida de balón del cuadro charro, que dio una pobrísima impresión, lejos de lo que tiene que ser un filial y un exlíder, por muchas ausencias que tuviese

* Más información en la edición en papel y en la app de Diario Palentino