Las zonas de salud de Cervera y Saldaña, en naranja

Carlos H. Sanz
-

Las dos pasan a integrar el grupo en el que se encuentran Villada y Palencia Rural, por lo que se aconseja evitar reuniones de más de 10 personas y limitar la exposición en lugares cerrados

Las zonas de salud de Cervera y Saldaña, en naranja

Desde ayer son cuatro las zonas básicas de salud en las que la Junta de Castilla y León aconseja restringir al máximo el contacto social, las que colorea de naranja en su mapa sobre la tasa de personas con primera PCR positiva por cada 10.000 tarjetas sanitarias en los últimos siete días. A las de Palencia Rural y Villada, se suman ahora las de Saldaña, donde se han detectado cuatro casos de coronavirus, y Cervera de Pisuerga, con tres.
No son muchos casos, pero sí suficientes para que el promedio de personas con PCR positiva sea de 6,79 y 8,96 por cada 10.000 tarjetas sanitarias, respectivamente, lo que lleva a la Junta, con un único criterio matemático, a aconsejar evitar reuniones de más de 10 personas y a limitar al máximo la exposición en lugares cerrados.
Dos medidas generales que afectan a una docena de localidades en la Zona Básica de Salud de Cervera, entre ellas parte de Aguilar y de Barruelo, Mudá, La Pernía o Salinas de Pisuerga, por citar algunas; y a otras 21 en la de Saldaña, como Buenavista, Congosto, Tabanera o Villarrabé.
En todo caso, al igual que ocurre en la zona básica de salud de Villada y de Palencia Rural, se trata de casos muy localizados y que están ligados al ámbito familiar, en su gran mayoría, por lo que desde la Junta de Castilla y León tranquilizan a los ciudadanos, alejando cualquier idea de un próximo confinamiento, ya que no se ha detectado una transmisión comunitaria.
tres en amarillo. A estas cuatro zonas en naranja, hay que sumar otras tres en amarillo. En la provincia, la de Herrera de Pisuerga, donde se ha detectado un caso; y en la capital, las que corresponden a los centros de salud de Jardinillos y Pintor Oliva, con 5 y 10 PCR positivas en los últimos 7 días. La buena noticia es que no hay ninguna en rojo, lo que significa que no existe transmisión comunitaria y, por tanto, no es necesario restringir los movimientos de la población. 
Sea verde, amarillo o naranja el color con el que la Junta de Castilla y León identifica a su zona de salud, el consejo para todos los palentinos sigue siendo el mismo: mantener la distancia social y utilizar mascarilla y gel hidroalcohólico.
 Y es que, día a día y cada vez a un ritmo mayor, el número de contagios sigue creciendo. Ayer, la provincia registró 7 nuevos casos de la enfermedad Covid-19, con lo que su número actual acumulado es de 1.462; de esa cifra, 1.186 son confirmaciones a través de pruebas PCR. Si el miércoles informábamos de que no había ningún ingresado en el hospital Río Carrión, ayer ya sumaban tres, por suerte ninguno en la unidad de críticos.
De esos 7 positivos, ninguno tiene diagnóstico durante las últimas 24 horas. Los brotes activos actualmente en el conjunto de la provincia son 6, uno menos que ayer, y el número total de casos vinculados a ellos son 31.
Uno de ellos es el detectado en el Centro Asistencial San Juan de Dios de la capital, donde ya hay cuatro contagios detectados: el de un trabajador y los de tres residentes. En la actualidad, hay tres residentes de centros sociosanitarios aislados con síntomas compatibles con Covid-19 y otros 19 como medida de precaución.
Mientras el coronavirus regresa poco a poco al día a día de los palentinos, todavía hay ciudadanos que demuestran una falta de civismo al no respetar las normas. La Policía Local sancionó el jueves a 22 personas por consumir alcohol en la vía pública, y a otras nueve más por no hacer uso de la mascarilla, según el parte de sucesos.