Realizan las PCR al resto de monitores y a los niños

Carlos H. Sanz
-

La familia del instructor deportivo asegura que está en casa desde que sabe el resultado de la prueba

Realizan las PCR al resto de monitores y a los niños

La Junta de Castilla y León comenzó el viernes y continuó durante la jornada de ayer la realización de pruebas PCR a los compañeros y alumnos del monitor deportivo que ha dado positivo por coronavirus.
En la tarde del viernes, otro de los monitores de este campamento para niños de 6 a 15 años se sometió a la prueba que detecta la presencia del material genético del virus SARS-CoV-2, arrojando un resultado negativo. 
Durante la jornada de ayer, según supo este periódico, se realizó la prueba al resto de monitores y a los menores que tenía asignados este joven durante la última semana, un grupo de entre ocho y diez niños y niñas de edades entre 11 y 15 años. 
Se espera que el resultado de las pruebas se conozca a lo largo de la jornada de hoy. En caso de haber más casos positivos, se ampliarán las PCR al resto de participantes del campamento -una veintena, monitores incluidos-, o al menos así lo esperan las familias que aguardan noticias de los servicios sanitarios para saber cómo actuar.
Por otra parte, fuentes cercanas a la familia del joven aseguraron ayer a este periódico que «desde que sabe el resultado positivo por coronavirus se ha mantenido confinado en casa» y que las pruebas PCR a su familia, a su entorno más cercano, «han dado negativo». Esas mismas fuentes confirman que tres amigos del joven han dado también positivo.
Tal y como avanzó ayer este periódico, este es, hoy por hoy, el brote de la provincia que más preocupa a la Junta dado el elevado número de contactos al que ha estado expuesto, lo que está obligando a los rastreadores a trabajar a fondo en identificar la cadena de contactos que ha mantenido hasta su positivo. 
Aunque la Consejería de Sanidad recoge un total de cinco ya que identifica como tales a aquellos que hayan tenido algún caso en los últimos 14 días, el delegado territorial de la Junta, José Antonio Rubio Mielgo, aseveró que ahora mismo son cuatro los brotes activos.
Además, explicó que «dos de ellos pertenecen al mismo caso, ya que se trata de una trabajadora de un centro sociosanitario, lo que hace que se haya activado uno en su centro de trabajo y otro en su familia».
Desde la Delegación Territorial también se especificó que la mayor parte de los casos son de «personas desplazadas de otras provincia a Palencia», y que los casos existentes están «controlados, son muy localizados  y que se encuentran aislados para evitar contagios». 
En resumen, desde la Junta se habla de un momento de «calma chicha» en la evolución del coronavirus en la provincia, y realizan una llamada de tranquilidad a la población porque por ahora no hay motivos para el confinamiento.
Ni siquiera en las localidades de la Zona Básica de Salud Palencia Rural, la cual la Consejería de Sanidad ha elevado a nivel naranja para que se restrinja al máximo el contacto social, de forma que se eviten reuniones de más de 10 personas y se limite al máximo la exposición en lugares cerrados; o en la de Venta de Baños, que está en nivel amarillo que aconseja extremar las medidas de precaución y prevención.
Tranquilidad pero sin relajarse, ya que tal y como asevera el propio delegado territorial, «esto puede cambiar de un día para otro si no se siguen las recomendaciones».