Un cortocircuito en un vehículo, posible origen del incendio

Rubén Abad
-

El fuego en la nave de Talleres Chevi se salda con una decena de vehículos calcinados. El parque de bomberos movilizó 13 efectivos, que sofocaron las llamas a la 1,07 horas

Un cortocircuito en un coche, posible origen del incendio - Foto: Jesús Sevillano

Un cortocircuito en un vehículo ya reparado desde hace días que estaba a la espera de que el dueño lo recogiera es el posible origen del incendio que se originó en la noche del viernes en la nave central de Talleres Chevi, ubicado en la calle Francia del polígono industrial, cuyas llamas y la intensa humareda eran visibles desde diferentes puntos de la ciudad. Un incendio del que se dio aviso a las 21,30 horas, fue controlado pasadas las 23 y  se declaró totalmente extinguido a la 1,07 de la madrugada.
Según pudo saber Diario Palentino, el suceso afectó de lleno a una decena de vehículos, y causó daños de forma indirecta a otro pequeño grupo (unos tres), además de generar importantes desperfectos en la maquinaria: extractores de aceite, elevadores, alineadores de ruedas y ordenadores, entre otros aparatos. 
Asimismo, generó desperfectos en parte de la fachada -que quedó ennegrecida y con algunas chapas retorcidas- y a la cubierta, donde ayer se observaba un gran agujero, todo ello provocado por la virulencia de las llamas. Por fortuna, no hubo que lamentar daños personales, pues el taller había cerrado sus puertas a las 19 horas.
Un cortocircuito en un coche, posible origen del incendioUn cortocircuito en un coche, posible origen del incendio - Foto: Jesús SevillanoHasta allí movilizó el parque de bomberos en un primer momento nueve efectivos repartidos en tres vehículos: una autoescala, una autobomba y un ligero, a los que se añadió una segunda autobomba de forma inmediata dada la magnitud de las llamas.
En total, actuaron catorce efectivos, que fueron haciendo relevos por las «penosas» condiciones en las que trabajaron, dadas las altas temperaturas que se registraron en el interior la nave, donde se alcanzaron en la parte alta de la misma los 600 grados centígrados.
«Las condiciones fueron muy severas, con mucho calor en el interior que impedía avanzar. Poco a poco, hablando con el dueño, fuimos localizando otros puntos de acceso para llegar a la parte central, que es donde se originó el incendio», explicaban ayer desde el parque de bomberos, para añadir que «en los primeros instantes nos centramos en evitar la propagación con vehículos de altura y en ver la magnitud del siniestro y los posibles riesgos». 

 

PERITAJE

El gerente de Talleres Chevi, Víctor Manuel López, avanzó a este periódico que «no ha habido daños en la estructura del edificio», y que estos «se limitan al tejado». Asimismo, concretó que, de momento, tiene que esperar a que los peritos le autoricen a limpiar la nave y volver al trabajo. 
Su preocupación ahora es recuperar la actividad cuanto antes y que la plantilla al completo, formada por diez operarios, pueda reincorporarse a la mayor brevedad posible. «Necesitamos trabajar», recalcó, a la par que subrayó que tiene «todo asegurado».
Por otro lado, precisó que aún es pronto para evaluar el impacto económico del incendio, pero que sigue con el susto metido en el cuerpo».  
Cabe señalar que las instalaciones de Talleres Chevi en el polígono industrial de Palencia cuentan con una superficie de 2.000 metros cuadrados, 1.800 metros de ellos de nave. Están divididas en cuatro zonas: mecánica, electricidad, chapa y neumáticos.