scorecardresearch

«A 2022 le pido salud para mis chicos»

Emilio Magdaleno
-

El técnico del EasyCharger Palencia hace balance de lo visto hasta ahora en el club morado bajo su mandato y de los planes más próximos en el futuro de los palentinos

«A 2022 le pido salud para mis chicos» - Foto: Óscar Navarro

Pedro Rivero ha completado una más que satisfactoria primera vuelta en LEB Oro con el EasyCharger Palencia.

El segoviano atesora ya mucha experiencia en la división de plata del baloncesto nacional de sus tiempos como jugador.

Base de 1.83 con buena distribución y gran tiro de tres, en la cancha logró cuatro ascensos a ACB, dejando  marca en cada uno de los equipos en los que estuvo.

No en vano es el tercer máximo anotador y asistente histórico de la LEB, además del máximo triplista.

Este envidiable currículum le da un poso y una experiencia a la hora de afrontar la relación con los jugadores a su mando. «Al fin y al cabo, un entrenador tiene que lidiar con muchas situaciones a lo largo de un año, y toda esta trayectoria te prepara para ello. Me pasó cuando vino Marc Gasol y nos dominó completamente. Ese excesivo respeto no te gusta, pero es algo que entiendes porque has vivido en tus propias carnes», comenta el segoviano.

ENTRENADOR. Fue en Alicante, su último equipo como jugador, donde abandonó la actividad deportiva. Siguió siendo el cerebro, pero desde el banquillo.

 En su primera temporada al mando de los alicantinos, logró el ascenso a LEB Oro. Estabilizó al club en la categoría durante las dos siguientes temporadas. 

Tras tres años en tierras valencianas, se convirtió en entrenador morado. «Creo que hay ciclos que se van cerrando. En Alicante me dieron la oportunidad de continuar, pero surgió esta oferta y acepté este nuevo reto», reflexiona Rivero.

Once jornadas después,  los morados están en séptima posición, con ocho victorias y tres derrotas, teniendo dos partidos pendientes debido al brote de Covid que afectó a parte de la plantilla. 

«Deportivamente, el balance es positivo. Estamos en una posición de privilegio. Aún así, hay mucho margen de mejora por delante», analiza el míster.

PRETEMPORADA. Los preparativos para la temporada  2021 2022 no fueron los más fáciles. El equipo estaba incompleto y los problemas burocráticos hicieron que varios jugadores se incorporaran tarde a la disciplina del EasyCharger. 

«Esto complicó las cosas, porque naturalmente vives una situación de incertidumbre. No sabes si vas a acabar teniendo a esos jugadores a tu disposición», explica Rivero.

Aún así, logró varias victorias de mérito en la pretemporada, algunas de ellas ante rivales contra los que luego se mediría en la LEB Oro, como el Cáceres o el Oviedo, uno de los duelos ligueros recientemente aplazados, que ha encontrado fecha el próximo 4 de enero.

«Al 2022 solo le pido salud para mis jugadores y que podamos volver a entrenar y jugar con regularidad», admite el míster.

Cuatro días después de su visita a los ovetenses,  los morados reciben al Estudiantes en el Pabellón Municipal, otra fecha marcada en rojo en el calendario. «Es un día especial, pero lo correcto es no perder la cabeza y no dejar que nos afecte lo extraordinario como pasó contra el Básquet Girona y Marc Gasol», desgrana el técnico.

PÍVOT. Rivero y la secretaría técnica ahora están enfrascados en la búsqueda de un pívot tras la salida de Tomas Pavelka.

«Es un chico joven y creo que no entendió lo que se requería aquí, el tipo de equipo al que venía», comenta sobre el eslovaco.

Ahora, sondean el mercado en busca de alternativas. «Necesitamos un perfil que se complemente con Bamba Fall. Hablamos con agentes y vemos que incorporaciones son posibles. La situación del mercado es compleja porque muchos equipos quieren reforzarse en la pintura», reconoce.