«Deben mimar un poco la escuela rural»

Lara Arias
-

Entrevista Almudena Cortés

«Deben mimar un poco la escuela rural» - Foto: Sara Muniosguren

Almudena Cortés, presidenta de la Asociación Nacional de Profesionales de la Enseñanza en Palencia (ANPE) y presidenta de la Junta de Personal de Educación no Universitaria, comenta cómo viven los profesionales de la enseñanza el nuevo curso escolar y las novedades que trae este año académico. 
¿Cómo están viviendo el inicio del curso escolar?
Hemos vivido el inicio de este nuevo curso escolar de la misma forma que otros. Hay novedades este año con respecto al alumnado. Ha habido un incremento ligero en el número de estudiantes en el régimen general, que son Infantil, Primaria, Educación Especial, ESO, Bachillerato y FP. El crecimiento en todos, menos en la FP, ha sido de un 0,4%, que es más o menos como el de la comunidad, un 0,3%. El mayor incremento lo ha experimentado la Formación Profesional. En los grados medios han aumentado un 17%.
Asimismo, algunos centros han cerrado sus aulas por falta de alumnos y esos profesores han tenido que venir a Palencia. La Junta estableció el año pasado que con un mínimo de tres alumnos se podía mantener una escuela. Ese mínimo lo tienen Villaumbrales, Cascón y Santervás. Pero el caso contrario son Lantadilla y San Salvador de Cantamuda, que al no llegar al número mínimo de estudiantes han cesado su actividad durante este curso y si el año que vienen siguen con ese alumnado se cerrarán.  
¿Qué novedades ofrece de este nuevo curso escolar?
Las novedades que se presentan en este nuevo curso radican en las oposiciones a maestro. Estas pruebas ofertaban 1.026 plazas en la comunidad y en Palencia se han quedado 85 personas haciendo prácticas. Esto significa que al estar estas personas haciendo prácticas han disminuido las vacantes de maestros para interinos. Por lo que este año en el ámbito de la interinidad hay un total de 72 plazas, 38 completas y 34 parciales de doce horas, pero el año pasado eran 121. La disminución se debe a que estas personas son consideradas este curso como funcionarios en prácticas y el año que viene serán funcionarios de carrera. Sin embargo, en Secundaria pasa lo contrario. Como la oposición fue el año pasado, hay 288 vacantes para interinos este curso, mientras que el año pasado eran 234. Esa es la variación.
Con respecto a las plazas, estas salen con doble o triple perfil y son plazas para muchas itinerantes, es decir, que el maestro con una titulación sola no hace nada. Ya tiene que incluir distintos añadidos a su currículum. Hay profesores que mezclan sus titulaciones con música y educación física. Tienen que variar su formación y si no se queda sin vacante, porque por muchos puntos que tengan si solo tienen una titulación no van a hacer nada. Desde los equipos directivos seleccionan a las personas con esos perfiles y suelen escoger dobles o triples perfiles a la hora de trabajar. Por ejemplo, a un profesor de francés puede que le manden dar asignaturas complementarias, como es lengua. Y otro caso son los profesores de Secundaria, que tienen la capacidad de dar otras especialidades. Este caso se da más en Primaria que en Secundaria.
¿Los dobles o triples perfiles no hacen perder especialización a los profesores?
Nosotros abogamos más por que sí hay una plaza de educación física, por ejemplo, salgan personas que tengan dicha especialidad. Una persona puede estar habilitada en distintas asignaturas, pero realmente su especialidad es otra. Esto genera que las asignaturas en las que no está especializadas estén menos preparadas. Tenemos una lucha continua, porque a los equipos directivos les facilita más tener a una persona con doble o triple perfil. Pero nosotros y desde la dirección general intentamos luchar contra esto.   
Cada año surgen nuevos casos de bullying en los colegios por parte de alumnos a profesores. ¿Cómo se lucha contra estos ataques en los centros?
El año 2014 salió la ley de autoridad de los profesores, que determina que los docentes son autoridades. Esto no significa que vayan con una porra, sino que si atentan contra ellos tienen sus derechos.  
Entre los propios alumnos hay decretos de convivencia desde el año 2017, donde el propio centro establece qué derechos y qué deberes tienen esos estudiantes. También establecen cómo se participa y qué compromiso deben de tener las familias a la hora de la educación de sus hijos. A nivel de la Junta hay un teléfono para poder llamar y está destinado a la defensa del profesor. Nosotros en ANPE también tenemos funcionando esto desde el año 2000  y atendemos muchísimas llamadas. Muchos profesores se encuentran en una situación desesperada y llaman para ver qué salidas le ofrecen, ya que la denuncia es el último caso. Cada centro tiene su propio coordinador de convivencia para que se puedan solucionar los conflictos entre ellos. Pero si esto no llega a ningún sitio y no se resuelve en el centro, va a otra escala.
¿Cómo se solucionan los problemas de acoso que surgen entre los alumnos?
En caso de que se den estos problemas los padres de una víctima los que lo tratan con el equipo directivo o incluso van a la inspección o la dirección provincial a solucionarlo.
Muchas veces los profesores no son conscientes de este problema, porque estos casos se suelen dar en la calle o por las redes sociales. Si los profesores ven algún caso de estos, lo pueden atajar llamando a la familia o avisando al equipo directivo  y se pone en marcha el protocolo. Pero si se da fuera de clase o por las redes sociales, normalmente ese chaval no lo dice porque se encuentra intimidado y es donde viene el problema.
La España vaciada afecta al cierre de colegios en distintas localidades palentinas. ¿Qué soluciones plantean a estos problemas?
En Palencia o en cualquier sitio del país se debe mimar un poco a la escuela rural, porque la escuela pública no es un negocio y su propósito es llegar a todos los rincones para enseñar a la gente. Las escuelas que tienen tres alumnos suponen un esfuerzo económico por parte de la Junta. Asimismo, los profesores que se tienen que trasladar hasta allí se encuentran con el problema de la itinerancia, es decir que no están allí y van dos o tres días a la semana. Muchos de esos maestros tienen que recorrer hasta 300 o 400 kilómetros a la semana. Ellos ponen sus coches y les pagan el kilometraje con un precio tasado en el año 2000. La gasolina antes estaba a 0,40 y ahora la diferencia es casi de un euro, llega al 1,40 euros. Esta normativa hay que actualizarla. 
Sin embargo esos centros necesitan ser mimados para conseguir seguir viviendo. Se dijo un mínimo de tres alumnos, pero además es hasta desfavorable para los niños. Es cierto que las localidades quieren mantener las escuelas porque los padres no quieren que sus hijos de 3 o 4 años estén montando en autobuses.
¿Qué diferencias hay entre la enseñanza privada y la pública?
Yo defiendo la enseñanza pública porque estoy en ella. Nosotros dependemos de la Junta y todos los profesores que estamos en un centro público tenemos que pasar una oposición para poder acceder a la función docente. Con esta prueba se entiende que el profesional está capacitado para desarrollar esa función, porque pasa un proceso selectivo. Los que estamos trabajando en la enseñanza pública no lo estamos haciendo a dedo porque hemos pasado un proceso selectivo. Los interinos son aquellas personas que no han conseguido pasar esa prueba o  han aprobado pero no obtuvieron plaza. Todos ellos están en una lista y se les va llamando por orden de puntuación.  En la concertada, la mayoría de colegios son religiosos y cada escuela tiene su propio ideario. 
Cabe destacar que la escuela pública atiende a todo el alumnado, ya sea del medio urbano o rural, estudiantes más favorecidos económicamente o menos. Esta enseñanza tiene apoyos de PTAL. Cualquier niño con algún problema o dificultad tiene apoyo. Hay profesores para los niños con compensatoria, es decir, aquellos que tienen un desfase curricular de dos o más años. Tienen un equipo de orientación psicopedagógico, con un orientador que rota por los colegios y un profesor de servicios a la comunidad para atender casos de absentismo, problemas familiares o los conflictos personales de los estudiantes. Y, lo más importante, es gratuita. Asimismo, tienen una gran cantidad de programas, como el de madrugadores y comedores escolares, entre otras cosas. 
En la enseñanza privada pasan entrevistas y seleccionan a los profesores dependiendo del currículum. El proceso de selección es diferente y es una suerte poder terminar la carrera y tener ya trabajo. Pero, a pesar de ello, recuerdo que estas personas tienen la titulación y son profesores.
¿Cómo es la calidad del profesorado de Palencia?
La calidad del profesorado supongo que será similar a la de los maestros de Castilla y León.  Muchos tienen que irse a otros sitios de la comunidad porque son interinos. Pero los que están aquí, al menos la gran mayoría, son profesionales de gran vocación. 
Una cosa que queremos comentar  es el proceso informatizado para vacantes de maestros. El 1 de septiembre muchos profesionales se tenían que incorporar a clase. El día 2, cuando son las fiestas patronales de la ciudad, sale el proceso de sustitución. El problema que se presenta es que el 4 y el 5 firman los contratos. Nuestra idea era que el día 6 se incorporasen al centro, porque el 9 llegan los alumnos, pero no el contrato se firmó más tarde.  Al hilo de lo que comentaba, muchos profesores voluntariamente tuvieron que ir hasta Peñafiel para saber qué alumnado iban a tener y si tienen o no necesidades. Esto es un ejemplo de vocación.
Numerosos alumnos se han quejado de que las reválidas son más difíciles en unas comunidades que en otras. ¿Esto es cierto?
Esto es cierto, igual que el tema de la EBAU. Se está trabajando en ello, pero estamos esperando a ver qué ocurre con el Gobierno. Lo que pedimos es que se realicen unas pruebas únicas de cara a  todo el alumnado, para que sean iguales ante esos exámenes. Es el ejemplo de que hay personas que quieren estudiar medicina y por tener exámenes más difíciles tengan que irse a una universidad privada o fuera de su comunidad porque Valladolid, en nuestro caso, está lleno de estudiantes procedentes de comunidades en las que obtienen puntuaciones más altas porque estas pruebas son más sencillas. 
Estamos pendientes de qué sucede en la política. Cada vez que entra un gobierno hace una ley, pero no hacen un pacto educativo, que es lo que llevamos pidiendo desde todos los sitios para, con ello, crear un eje vertebrador. Cada vez que entra un gobierno puede ir cambiando distintos aspectos o modificar cuestiones a través de un decreto ley, pero no cambiar toda la ley, porque esto afecta a los alumnos, a los padres y a los profesores. Tienen que intentar hacer algo estable.