Los 240 casos rebasan en un 31% el pico de la segunda ola

Carlos H. Sanz
-

Cribados en Carrión, Villamuriel y Lantadilla para las jornadas de mañana, el viernes y el próximo lunes

Los 240 casos rebasan en un 31% el pico de la segunda ola

En la escalada al ansiado pico de la tercera ola de la pandemia, la provincia marcó ayer un nuevo techo con 240 casos confirmados de Covid. Son 57 más que los 183 con los que se coronó la segunda, allá por el 25 de octubre, un 31 por ciento más, según los datos ofrecidos por la propia Junta de Castilla y León. Con estas cifras, la incidencia acumulada en los últimos 14 días alcanza ya los 1.275,93 casos por cada 100.000 habitantes en la provincia (en la capital son 1.617,1), muy por encima de los 1.027,46 registrados el 12 de noviembre del año pasado.

Datos malos sin paliativos que se siguen traduciendo en muertes. Ayer, otras cuatro, por lo que el número de personas fallecidas en el Caupa por Covid-19 suma ya las 315, según los registros de la administración regional. Mientras, la evolución de los brotes parece más contenida, ya que ayer descendieron a 93 con 549 casos vinculados.

«El 80% son de tipo familiar, con 4 o 5 casos por cada núcleo», explicaba ayer el delegado de la Junta, José Antonio Rubio Mielgo. De entre el 20% restante, destaca el detectado en el CAMP Nuestra Señora de la Calle, donde «la sectorización de los residentes enfermos ha permitido controlar los contagios», detalló el delegado, que anunció que hoy se vacunará a los sanitarios del centro. También el confirmado en Aspanis, donde hay un total de 37 contagios, 35 de residentes y dos de personal de atención directa, según confirmó ayer a DP la dirección de la entidad.

Brotes que, además, ayer obligaron a la Consejería de Educación a cerrar cuatro aulas en otros tantos centros de la provincia: del Pablo Sáenz, de Frómista; del Blas Sierra, del Camino de la Miranda y del Virgen del Carmen, en la capital.

cribados.  La situación ha llegado a tal punto que la Consejería de Sanidad realizará mañana en Carrión de los Condes, el viernes en Villamuriel de Cerrato y el próximo lunes, en Lantadilla, un cribado para la detección de Covid-19, a través de test de antígenos. En la capital jacobea se llevará a cabo en instalaciones municipales aledañas al Ayuntamiento, entre las 9 y las 18 horas. En Villamuriel, en ese mismo horario, en el pabellón de deportes Adolfo Nicolás. El alcalde de la villa, Roberto Martín, publicó ayer un bando en el que decretó el cierre temporal de parques infantiles, pistas polideportivas, pistas de pádel y frontón municipal. Finalmente, el consultorio médico será el emplazamiento del cribado en Lantadilla, aunque en un horario más reducido, de 10,30 a 14 horas.

Vacunación. En cuanto a la vacunación, la Delegación Territorial confía en reanudar la inoculación del personal sanitario esta semana con las vacunas diseñadas por Moderna, mientras se espera un nuevo  envío de las de Pfizer de cara a la semana que viene. La prioridad es el personal de hospital, por lo que ellos serán los que reciban las vacunas de Moderna.

Ayer, CSIF reclamó que la Policía Local se incluya en la siguiente etapa de vacunación de la Covid-19, al igual que el resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. A estas alturas de pandemia, «nadie puede dudar de que los policías locales, por su trabajo en la primera línea de la vigilancia y del control de la pandemia, no sea un grupo de alto riesgo», señaló el sindicato. Sirva como ejemplo de ello que en la plantilla de la capital hay 11 agentes de baja.



Las más vistas