Incidentes e insultos para recibir a Rivera en Rentería

Agencias
-
Incidentes e insultos para recibir a Rivera en Rentería - Foto: EFE

Agentes de la Ertzaintza se han visto obligados a cargar con material antidisturbios contra los manifestantes que rodeaban la plaza en la que Ciudadanos ha celebrado este domingo un mitin en la localidad guipuzcoana de Rentería.

La Ertzaintza ha controlado los accesos de la plaza de los Fueros para permitir que el acto electoral de Albert Rivera pudiera celebrarse y, una vez finalizado, ha escoltado al presidente de Ciudadanos y el resto de oradores y dirigentes que han abandonado el lugar en una furgoneta y varios coches, ante el hostigamiento al que lo sometían los simpatizantes de la izquierda abertzale. Posteriormente, han cargado con material antidisturbios contra los manifestantes para despejar la zona y permitir que los asistentes al mitin pudieran abandonar el lugar sin ser agredidos. Desde antes de que comenzara el mitin, decenas de simpatizantes de la izquierda abertzale han rodeado la plaza de los Fueros, donde se iba a celebrar el acto. "Fascistas kanpora (fuera), cobardes, asquerosos, hijos de puta" son algunos de los gritos que se han escuchando contra los asistentes y los periodistas.

Ante estos incidentes ,el líder de Ciudadanos y candidato a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera, se ha dirigido directamente a aquellos que le insultaban: "Euskadi no es vuestro, es de todos los vascos y todos los españoles". Intentando hacerse oír por encima de los gritos y de las cacerolas que algunos vecinos aporreaban sus balcones, Rivera ha reivindicado la libertad de reunión y de expresión, que "algunos quieren pisotear", ha dicho.   "Frente a las cacerolas, ideas; frente a los privilegios, igualdad; frente a los gritos, diálogo", ha afirmado, advirtiendo de que en Ciudadanos no van a dejar de ir a ningún pueblo de España y van a seguir "dando la batalla al nacionalismo".  Por ello, ha prometido que si su partido gobierna, impulsará una modificación de la Ley de Víctimas para que "se sancione a las personas y ayuntamientos que amparen homenajes a terroristas". Asimismo, ha apostado por cambiar la ley electoral para que los vascos que tuvieron que irse de Euskadi porque "el nacionalismo les echó" puedan votar en sus municipios de origen.