scorecardresearch

Nace la Agencia de Salud Pública por el reto de nuevas pandemias

-

El Gobierno funda un centro, aún sin sede ni equipo directivo, para dar una respuesta rápida y coordinada a los problemas que puedan venir y evitar las situaciones de caos del coronavirus

El virus del SARS-CoV-2 fue declarado por la OMS una emergencia de salud pública de preocupación internacional el 30 de enero de 2020. - Foto: SERGIO PÉREZ (REUTERS)

La pandemia desatada por el virus SARS-CoV-2 hace dos años pilló al mundo por sorpresa. Nadie esperaba que un patógeno surgido en China se pudiera expandir a esa velocidad y de una manera tan letal, dejando a los Gobiernos sin material sanitario ni medios suficientes para hacerle frente. Precisamente para evitar situaciones como esta, el Consejo de Ministros aprobó ayer en primera vuelta el Anteproyecto de Ley para la creación de la Agencia Estatal de Salud Pública (Aesap), con el objetivo de «estar mejor preparados y más protegidos» ante una futura pandemia.

Así lo avanzó la ministra de Sanidad, Carolina Darias, quien resaltó que la necesidad de este centro, «muy esperado y demandado», se ha evidenciado a raíz de la COVID-19 para «dar la respuesta necesaria ante desafíos presentes y futuros en materia de salud pública».

La creación de la Aesap, que cuenta con una dotación de 9,45 millones de euros en 2022 dentro de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), entró en consulta pública en septiembre de 2021.

Desde entonces, el Gobierno no había dicho la fecha de cuándo se iba a poner definitivamente en marcha, tampoco sobre su ubicación ni quién va a ser su director, términos que ayer tampoco aclararon. En el Debate sobre el Estado de la Nación, celebrado a mediados de julio, Sánchez avanzó que se aprobaría durante el mes pasado, pero finalmente se retrasó hasta ayer.

Según la ministra, gracias a la creación de esta agencia se va a contar con «más profesionales» dedicados a la Salud Pública en España y con «excelencia técnica y científica», realizando un trabajo de «red de redes» con las comunidades autónomas.

Tal y como recordó Darias, la Ley General de Salud Pública, aprobada en 2011, ya recogía la creación de esta agencia, aunque con competencias «muy limitadas y acotadas». Se trata, por tanto de una medida «muy demandada por los profesionales de salud pública y la ciudadanía». Insistió en que la experiencia de la pandemia «ha marcado un antes y un después». «Es una prioridad política para el Gobierno pero también una necesidad de país para abordar situaciones de salud pública que requieren de anticipación, respuesta, rápida coordinación y para corregir problemas estructurales y dar respuesta a retos emergentes futuros en salud pública», añadió.

Entre sus funciones, Darias resaltó que va a servir a España para «estar mejor preparados en términos de anticipación, gestión, coordinación, análisis y respuestas en salud pública»; así como abordará las respuestas a la influencia del cambio climático o de nuevas zoonosis emergentes (enfermedades infecciosas que pasan de los animales a los humanos).

Estreno con polémica

La ministra determinó que el Gobierno aún no ha decidido dónde se establecerá esta agencia, pero parece que podría ser fuera de la Comunidad de Madrid, lo que ha desatado la ira de su consejero de Presidencia, Enrique López. Este reprocha al Gobierno que su «odio a los madrileños» lleve a situar el Centro de Salud Pública fuera de la región, algo que a su juicio obedece a «la obsesión del Ejecutivo por la Comunidad de Madrid».