scorecardresearch
Editorial

Una puerta abierta a la esperanza en la firma Siro

Diario Palentino
-

El preacuerdo contempla una serie de mejoras sobre el plan anterior, que se votarán hoy

Fueron más de cinco horas de reunión negociadora, pero mereció la pena el esfuerzo porque de la más absoluta incertidumbre y del temor fundado a un cierre de plantas, con los consiguientes despidos y las pérdidas económicas para las localidades en las que se ubican y, por extensión, para las provincias afectadas -Palencia y Zamora-, se pasó a un preacuerdo en torno al plan de competitividad que hoy votarán los trabajadores. Estamos ante una oferta revisada, que mejora la inicial que el grupo inversor retiró tras no contar con el apoyo de las plantillas. Esta de ahora ofrece más garantías en una decena de aspectos, caso de la subida salarial, la carga de trabajo, la situación de las fábricas, las licencias laborales, el absentismo, el plus de fin de semana y festivos trabajados, el de nocturnidad, la antigüedad, la incapacidad laboral temporal y la jubilación parcial. Los comités de empresa están satisfechos de que se haya encarrilado la solución y ven con esperanza el presente y el inmediato futuro, aunque serán finalmente sus compañeros los que digan la última palabra. Es de esperar que esta sea afirmativa, toda vez que el preacuerdo contempla mejoras salariales, sociales y de empleo. 

 Conforme al nuevo plan de viabilidad, la galletera de Venta de Baños no cerrará en los dos próximos años -la anterior propuesta era la de cierre y traslado de los empleados a otras plantas-. Además se mantiene toda la actividad en las fábricas de Castilla y León, en vez de derivar la mitad a la de Portugal y se contempla una subida salarial del 2 por ciento para este año.

En cuanto a quién merece más laureles por sus méritos a la hora de encauzar la negociación y lograr que las aguas revueltas volvieran a su lugar y permitieran la viabilidad de la firma agroalimentaria, baste decir que lo que cuenta es el resultado final, el mantenimiento de la empresa con su producción y sus puestos de trabajo. Todos aseguran estar satisfechos y eso es lo que finalmente cuenta porque si, como dicen, las crisis son una oportunidad de salir mejores y más reforzados, lo importante es superar el bache, remontar y seguir creciendo. Cada quien sabe hasta dónde ha actuado, o hasta dónde podía hacerlo, y de lo que se trata es de adoptar una mirada amplia, ambiciosa y de futuro. Desde la administración regional se valora positivamente el esfuerzo realizado; desde la central se subrayan las mejoras de este nuevo plan de competitividad; desde la local consideran que habría pasado lo peor al evitar, al menos en el caso de Venta de Baños, el concurso de acreedores; y los comités de empresa enfatizan que garantiza el empleo. 

Si el preacuerdo sale hoy adelante, si se materializan todos los extremos ofertados, si se trabaja e invierte de forma certera, acabará importando poco quién se lleva el mérito.