scorecardresearch

Regreso a la liga

David del Olmo
-

El EasyCharger Palencia recibe en la mañana del domingo (12 horas) en el pabellón municipal a un Palmer Alma Mediterránea Palma de la zona baja de la tabla en el regreso de la competición después de la semana de pausa internacional

Regreso a la liga - Foto: Sara Muniosguren

El EasyCharger Palencia afronta este mediodía (12 horas) en el pabellón municipal capitalinosu décimo compromiso de la temporada, en el regreso a la competición en la Liga LEB Oro después de la pausa por los compromisos internacionales de las selecciones (la denominada ventana FIBA), con el Palmer Alma Mediterránea Palma como  rival.

Los morados se miden a uno de los equipos de la zona baja de la tabla, un reconstruido Palma entrenado por Pablo Tomás, que no ha mantenido al grueso de sus revalorizados jugadores del pasado curso. De ahí que esté sufriendo en esta primera vuelta, con apenas una victoria (ante el Juaristi Iraurgi). Ha competido cerca del éxito en otros encuentros, como el que perdió en dos prórrogas ante el Alicante u otros con marcadores ajustados: Prat o Estudiantes le superaron por tres puntos y cedió por seis en A Coruña.

PLANTILLA. Con el alero estadounidense Wesley Van Beck (12,6 puntos) y el ala-pívot Yannis Mendy (5,4 rebotes con sus 2,03 m) como jugadores más veteranos (ambos de 1996), el Palma mantiene al base Pol Figueras (10,6 puntos, 5,1 asistencias) como referencia de su juego.

En un plantel en el que aún no ha podido debutar este curso el lesionado Olle Lundqvist, Marc Peñarroya es la segunda opción en la dirección. Como exteriores destacan el internacional argentino Maxi Fjellerup (14,3 puntos, 5,4 rebotes), el tres-cuatro búlgaro formado en la cantera del Real Madrid, Kostas Kostadinov, o los nacionales Fausto Ruesga y Víctor Moreno, los más acertados de momento en el triple. Y en la pintura, sin un cinco muy grande (Amadi Ipkeze es su techo, con sus 2,08 m), el citado Mendy (francés) y el congoleño Joel Kanyinda (2,03).

RIVERO. El entrenador palentino destaca de su rival que «tiene un estilo parecido al del año pasado. Juega mucho libre, es capaz de de jugar muchas posesiones, por encima de 80 puntos. Y si te metes en su ritmo puede ser peligroso. Nosotros jugamos a posesiones altas y habrá que decidir cuándo correr y cuándo no».

Un rival de «juego complejo. A veces con dos cuatros al mismo tiempo, incluso con Mendy como falso cinco que te puede abrir más el campo. No está teniendo altos porcentajes [27% en triples], por lo que está jugando a muchísimas posesiones. Muchas veces se sale del guion, hasta cuatro o cinco jugadores pueden subir la pelota», indicaba.