Los profesores de Secundaria, «maltratados» por la Junta

Carlos H. Sanz
-

Los docentes consideran «insultante y misarable» la oferta de 200 plazas para el acceso a cátedra tras 20 años sin convocarse y exigen que se les devuelva la jornada de 18 horas lectivas

La Asociación de Profesores de Enseñanza Secundaria de Castilla y León (Aspescyl) ofreció ayer una rueda de prensa para denunciar el «maltrato» de la Consejería de Educación a sus docentes. «La actitud de la Junta hacia los profesores es mezquina, cicatera y que demuestra una miopía imperdonable», expresó al respecto Onorio Vega, que ante la indisposición de la actual presidenta del colectivo, fue el encargado de comparecer en público. 
Este también aseguró que «Castilla y León es la única región de toda España que no ha concedido ni una sola de sus demandas a los docentes en los últimos diez años». Para la organización sindical, la oferta de acceso a cátedra, con 200 plazas para este año tras más de veinte sin convocarse, es «insultante y miserable», así como el hecho de que no se reconozca la figura del tutor, ni se haya dado «un solo paso» para devolver a los docentes la jornada de 18 horas lectivas. Piden también desde Aspescyl que se incremente la cuantía de los sexenios, la reducción de jornada para los mayores de 55 años y que haya un acceso directo a la carrera profesional para los docentes que lleven más tiempo en la profesión.
«La Junta aplica con los profesores de Secundaria la teoría del palo y tentetieso, o, lo que es lo mismo, solo esperan de nosotros sumisión y obediencia, una actitud que va a traer consecuencias. De hecho, en el último Informe PISA los alumnos de la región han bajado dieciocho puestos en Ciencias y cuatro en Matemáticas», apuntó también Vega, a la vez que recordó que los mayores afectados son los propios docentes y los estudiantes. 
Con respecto a las cifras, comparó las 845 plazas de empleo público ofertadas este año en Castilla y León frente a las 6.000 y 3.000 de Andalucía y Madrid, «lo que provoca una altísima tasa de interinidad y condiciones de trabajo precarias», criticó. El sindicato también informó de la existencia de entre 800 y 900 profesores en la provincia, y que, de los 13.000 que hay en la región, tan solo 150 son catedráticos.