scorecardresearch

Del pincel a las abejas

Ignacio Crespo García
-

Manuel Garrido es el dueño de una empresa apícola de Calzada de los Molinos que cuenta con más de 500 colmenas de abejas. Empezó hace 4 años y la miel que produce ha sido reconocida a nivel regional.

Del pincel a las abejas - Foto: Óscar Navarro

Hace cuatro años Manuel Garrido, artista e ingeniero, decidió introducirse en el mundo de la apicultura a través de una casual relación con un apasionado de las abejas. 

Un hombre dedicado a la pintura que, sin saber cómo actuar, según el propio apicultor, se lanzó a invertir en la compra  de 30 colmenas de abejas para probar con ellas y ver los resultados obtenidos.Cuatro años después, ya son más de 500 colmenas las que tiene en su posesión, que producen, de manera aproximada, 6.000 kg de miel al año. Las abejas cautivaron a Manuel, que considera la liberad que ofrece la vida rural como la mayor de las ventajas de su trabajo. 

Los colmenares los tiene distribuidos por distintos lugares de Castilla y León, especialmente Burgos y Palencia, aunque es en la localidad de Calzada de los Molinos y Carrión de los Condes  (de la que procede el apicultor) donde tiene la mayor concentración de abejas, así como la maquinaria e infraestructuras de la empresa, necesarias para la elaboración del producto.  

Del pincel a las abejas Del pincel a las abejas - Foto: Óscar NavarroLa miel que produce Manuel (el nombre de la empresa es  El Camino) ha obtenido varias distinciones por parte del mundo de la apicultura. En febrero del año 2020 se celebró la I Feria Apícola Regional de Castilla y León, evento en el que Manuel recibió el premio a la mejor  producción de miel de brezo de la región. Además, en los London Honey Awards, «los Óscar de la miel», tal y como los llama él, la misma producción obtuvo la condición de medalla de plata, categoría que recompensa el trabajo bien hecho.

«El año pasado fue malo para el negocio en toda España, pero justo en esta zona estuvo muy bien. Supongo que será por el clima», asegura el apicultor. Garrido afirma que  el verdadero mérito y diferencia con respecto a otras mieles está en saber elegir correctamente el sitio y la floración que rodea las colmenas, ya que cada ambiente conlleva un resultado distinto. También considera como parte de su éxito el hecho de que espera más que otras apicultoras para recoger la miel, ya que su trabajo es exclusivamente artesanal y no produce en cantidades industriales. En cualquier caso, el propio Manuel dice estar aún empezando en el negocio y espera que la marca crezca de manera notable en los próximos años.

Elaboración. El Camino produce tres tipos de miel: de brezo, de bosque y de flores, aunque, sin duda, es la primera la que más éxito tiene. Manuel solo recoge, a diferencia de otras empresas apícolas, una vez al año, y comienza a hacerlo  a mediados del mes de agosto.

Del pincel a las abejas Del pincel a las abejas - Foto: Óscar NavarroEl apicultor afirma que su misión principal  en la elaboración de la miel es conseguir que las abejas ni se mueran ni se enjambren, es decir, que se mantengan en la colmena desarrollando sus ciclos vitales. El proceso es mucho más complicado de lo que se esperaba. «Yo pensé que con recoger la miel ya bastaba. Pero todo el cuidado y mantenimiento de las abejas es lo que más tiempo me ocupa. De hecho, he tenido que contratar a alguien para que me ayude, porque no llegaba a controlarlo todo», asegura Garrido. 

Una vez se ha recogido la mezcla natural de miel y cera, es momento de tratarla para conseguir el producto final. Después de pasar  por varias máquinas industriales que se encargan de decantar la miel y separarla de los demás añadidos para tenerla preparada, se almacena en reposo durante diez días, hasta que está lista para ser embotada. Una de las características más destacables, según el apicultor, es que este producto nunca caduca. 

Además, Manuel comercializa  otros productos, como son la cera que se produce en el proceso o distintos   elaborados como hidromiel.  Asimismo, está investigando con un nuevo licor que pretende comenzar a vender a mediados del verano.