scorecardresearch

Respiro económico cerrateño con el plan de futuro de Siro

J. Benito Iglesias
-

Hostelería, comercio, servicios y vecinos de Venta de Baños se muestran esperanzados al seguir activa al menos dos años la galletera sin perder luego su carga productiva, ya que la consideran el motor de la comarca

Respiro económico cerrateño con el plan de futuro de Siro - Foto: Óscar Navarro

Pocos días después de una gran incertidumbre por el devenir económico de Venta de Baños, y también el de numerosos pueblos del alfoz  dentro de la comarca del Cerrato, la esperanza es la palabra más repetida entre vecinos y responsables de negocios hosteleros, el pequeño comercio y distintos servicios. El acuerdo de futuro para el grupo -con el mantenimiento de la galletera al menos dos años y el compromiso de no deslocalizar su carga productiva y el empleo si se cambia de actividad- ha supuesto un enorme respiro. 

El municipio venteño, con 6.400 habitantes, se niega a ser pasto de la sangría poblacional generalizada en la provincia. La pérdida de cerca de 300  puestos de trabajo con el cierre de la azucarera en 2008 fue el último mazazo y años antes se inició una dura reconversión ferroviaria que ha ido dejando en el pueblo una progresiva y lamentable pérdida de empleos en el camino, con solo medio centenar trabajando en el sector actualmente frente a los 1.250 que llegó a haber en los años 60, tal y como recuerda un trabajador jubilado.

Tras la desindustrialización progresiva de Venta de Baños, la galletera de Siro y las tres plantas del centro especial de de empleo que fabrican pasta, snacks para aperitivo, cereales, dulces y productos de desayuno son el único motor del pueblo y el polígono industrial, que también se hubiera resentido en gran medida con una hipotética marcha. Entre las oficinas centrales, estructura, personal de mantenimiento y operarios, el grupo agroalimentario supone el sustento diario de unas 800 personas y sus respectivas familias en el municipio venteño y otros tantos del alfoz y, de forma inducida, la garantía de permanencia de otros tantos negocios que dependen casi exclusivamente de la presencia del grupo agroalimentario con su entramado industrial actual.

Respiro económico cerrateño con el plan de futuro de SiroRespiro económico cerrateño con el plan de futuro de Siro - Foto: Óscar Navarrodistintos sectores. Asunción Renedo, directora de OK Hoteles, rezuma tranquilidad dado que su establecimiento -ubicado junto al polígono en un complejo que incluye también una estación de servicio y una cafetería con restaurante- depende y mucho de comerciales, viajeros y trabajadores con vinculación al grupo Siro. 

«Un cierre de la galletera y una menor actividad industrial en el polígono iba en perjuicio no solo de Venta de Baños sino de todos los pueblos de alrededor.  Al final unos negocios dependemos de otros y al no haber clientes tampoco hay consumo. Los comercios y servicios decaen y los camioneros que llegan a diario y transportan mercancías tampoco se moverían por la zona, con un claro perjuicio en todos los sectores económicos», lamenta.

En su opinión, las tornas han cambiado en unos días y hay más optimismo en la zona. «La verdad es que se percibe esperanza en el futuro tras la mala noticia de un cierre inminente de la galletera. Ahora ya se ve un poco de luz e ilusión para que el grupo Siro avance y pueda mantener y generar puestos de trabajo en un polígono industrial donde es quien más actividad mueve y eso sería muy positivo», explica. 

Respiro económico cerrateño con el plan de futuro de SiroRespiro económico cerrateño con el plan de futuro de Siro - Foto: Óscar NavarroAndrés Enríquez, puso en marcha hace tres meses La tapería de Venta de Baños junto al complejo hotelero y muy cerca de Siro. «Vinimos a sumar y dar un servicio al polígono y a la población. De hecho, la ministra de Industria, al terminar la asamblea del sábado, vino a comer aquí. Es bueno que haya un acuerdo que garantice la continuidad de Siro y que exista industria en esta tierra, ya sea con ayudas europeas, del Gobierno central o de la Junta. A veces es preciso perder algo para luego tener garantizado el futuro y contar con un puesto de  trabajo», tal y comp desgranó.

«Había preocupación por la postura y estrategia que adoptó el empresario y los inversores. Lo importante es el presente, que la galletera sigue y ojalá con las bajas incentivadas y otras cosas se pueda alcanzar una rentabilidad», apunta.

Borja García, de la tienda de alimentación La pequeña despensa VdB. notó durante unos días la caída del consumo en el establecimiento con  el anuncio de un posible cese permanente de la actividad en Siro. «Llevo 18 años muy contento y con una clientela estable. Cuando se habló del cierre la gente salía poco a la calle y compraba lo básico. Ibas a los bares y tampoco es que hubiera mucho movimiento. Con el anuncio de la continuidad dos años de la galletera ojalá todo cambie y siga aquí porque sí se va este pueblo se muere», dice.

Respiro económico cerrateño con el plan de futuro de SiroRespiro económico cerrateño con el plan de futuro de Siro - Foto: Óscar NavarroOtro negocio, una ferretería que regenta «de toda la vida» María Teresa Moras, natural de la cercana localidad de Calabazanos, tiene colgado el cartel de se traspasa por jubilación, y la dueña espera que alguien se anime y coja un testigo complicado como el del relevo generacional. «Hemos estado a uno y otro lado de las vías del tren, sumando más de 35 años. Vimos cómo Venta de Baños creció primero y luego fue decayendo por la pérdida de empresas. Lo de Siro hubiera sido un golpe muy duro y apoyamos en la manifestación porque no queremos que el pueblo se venga abajo. La esperanza ha vuelto y nos alegramos ya que hay gente que lleva mucho años trabajando en la galletera», expone.

Respecto a su negocio, el día 30 de este mes, si nadie coge el traspaso, cerrará. «Sería una pena, desde diciembre tenemos puesto el cartel y aún nadie ha demostrado un interés claro. La gente me dice que no me vaya de aquí porque estás dando un buen servicio. Es una lástima que, dada la situación de crisis económica no se quiera arriesgar, pero a veces es conveniente decidirte porque, sin hacerte rico, de una ferretería se puede vivir sin problemas», afirma.

TERTULIAS CON UN TONO DE ESPERANZA

Los venteños ven más luz al final del túnel y confían en que el grupo agroalimentario se recupere y pueda generar más empleos

En las terrazas, en los comercios y a pie de calle pese a que las altas temperaturas ya empezaban a soportarse mal ni no se estaba a la sombra. Así, muchos venteños dieron su opinión ayer a DP sobre el acuerdo que garantiza la permanencia de Siro en la localidad. 

Félix Lecuona, de 73 años y ex concejal del Ayuntamiento, conoce muy bien la realidad de su municipio. «Soy de aquí y he vivido todas las crisis en distintos sectores económicos. Tengo familia en Siro, se ha cobrado mayo y el panorama parece estar más claro, ya que de cerrarse todas sus plantas hubiera supuesto una estocada en todo lo alto para el pueblo», dijo.

Isabel Crespo lleva desde 1992 trabajando en Siro. «Después de los nervios y tensión estamos mejor y y hay esperanza. El día 20 se iba a entrar en concurso de acreedores y no había dinero para pagar a los proveedores», señaló.

«Estoy encantado de que Siro siga porque sin ella el pueblo perdería su identidad y se iría a la ruina. Yo trabajé en la construcción y si hay vida hay obras. Ya no tememos ni la azucarera ni Renfe y, de seguir cayendo el empleo, aquí no habrá gente joven y solo quedaremos mayores», indicó Gilberto San José.

Patricia Blázquez lleva 16 años en el pueblo. «El grupo Siro tiene un peso grande para muchas familias y a los que trabajamos en el el comercio y la hostelería el anunció de su marcha nos creó mucha incertidumbre. Lo importante es que el empleo permanezca y que no sea precario», enfatizó.

«El acuerdo de viabilidad es la mejor noticia recibida este año en el pueblo. Si se hubiera cerrado Siro lo siguiente era la marcha de muchas familias que dependen de ella. Son dos años de continuidad en la galletera y ojalá sea viable. Tengo una pareja de amigos trabajando allí y son dos sueldos», concretó Iván Cosme.

La planta de Aguilar retoma hoy la producción después de varios días bajo mínimos

El presidente del comité de empresa de la planta de de Siro en Aguilar de Campoo, Alfredo Alonso, confirmó que hoy se recupera «la normalidad absoluta» y se retomará el 100 por 100 de la capacidad productiva de la fábrica. «Incluso volvemos funcionar con turnos extra para dar servicio a nuestros clientes habituales», señaló a DP.

«Eso sí, de momento no se prevé la inyección de dinero anunciada por parte del inversor hasta la semana que viene. Ha sido la gestión de la actual dirección y de nuestro principal cliente, Mercadona, lo que nos permite volver a fabricar nuestros productos con total normalidad, lo que supone un motivo de satisfacción para toda la plantilla», aseveró.

El grupo Cerealto Siro anunció el pasado 3 de junio a los representantes de los trabajadores que paralizaba la actividad productiva por falta de liquidez y que el grupo inversor no estaban en disposición de acometer una inyección económica en el grupo agroalimentario, lo que se recondujo el lunes en el Ministerio de Industria con la firma del Plan de Competitividad y la entrada de un inversor.

VENTA DE BAÑOS. En cuanto a las fábricas de Venta de Baños, fuentes sindicales explicaron que solo funcionó ayer la línea de salados y dulces, y que es previsible que la próxima semana se aumente la capacidad productiva. De momento, se ha contactado con ua ETT para contratar trabajadores.