scorecardresearch

Los presentes más solidarios y veloces viajan en una Harley

Rubén Abad
-

Vía Rápida cumple con la tradición y recoge cientos de juguetes en Vena de Baños · Covered Backs MM repite el gesto en la capital para los niños de Carrión · San Antonio, escenario de un recital solidario

Los presentes más solidarios y veloces viajan en una Harley - Foto: Óscar Navarro

Ni a lomos de un camello ni en trineo, los regalos de Navidad llegan a Venta de Baños en motos de gran cilindrada. La iniciativa solidaria Ningún niño sin juguetes, organizada por la Asociación Moto-Deportiva Cultural Vía Rápida con la participación del colegio Sagrado Corazón y la colaboración del Consistorio venteño, volvió a reunir ayer a cientos de moteros, vecinos y voluntarios en torno a la plaza del Ayuntamiento.


Allí tuvo lugar la recepción de los presentes, que se repartirán entre las familias más desfavorecidas del municipio. Un punto de encuentro hasta el que se desplazaron colaboradores de la localidad ferroviaria y de otros puntos de la geografía provincial y regional, como la vecina Villamuriel de Cerrato, la capital o Valladolid. Entre ellos, destacaron clubes como Cerrato a dos ruedas y Los Froilanes, a los que se unieron decenas de vecinos del pueblo anfitrión, aportando juguetes para los pequeños. 


La mañana estuvo amenizada con una actuación del grupo municipal de bailes regionales y una degustación de sopas de ajo para entrar en calor. Al término del evento, la organización agradeció la «gran cantidad» de juguetes recogidos y la «participación y solidaridad».

Los presentes más solidarios y veloces viajan en una HarleyLos presentes más solidarios y veloces viajan en una Harley


En la capital, el encargado de la recogida solidaria de juguetes fue el club Covered Backs MM, que recibió muñecas, peluches y libros, entre otros regalos. Estos se entregarán al Centro de Desarrollo Rural de Carrión de los Condes para que los reparta antes de Nochebuena.


SAN ANTONIO

Los gestos solidarios se trasladaron, ya por la tarde, a la iglesia de San Antonio, escenario de un concierto a beneficio de Cáritas Diocesana y el Banco de Alimenos de Palencia. Fue un recital muy especial y cargado de emociones, en el que el gran protagonista de la velada fue el violonchelista John Fellingham, muy popular en la capital por sus actuaciones en la calle Mayor. 


El músico británico -de quien partió la idea- estuvo arropado por la soprano Soraya Pérez, la contralto Asunción Caballero, la trompista María Escudero y el pianista Álvaro Rubén García, que interpretaron piezas clásicas y algún que otro tema más actual. «Iniciativas como esta son ahora más necesarias que nunca», afirmó García. Unas palabras que secundó el párroco, Pedro Brouilhe, quien destacó la «buena acogida» de la cita cultural, que confía en que se repita en años sucesivos dado el éxito de esta primera edición.