En busca de un hueco en la lista mundial

Víctor Amor (ICAL)
-

El Románico camina para ser Patrimonio de la Unesco

En busca de un hueco en la lista mundial - Foto: Brágimo

El Románico Norte aspira a situarse entre la élite del Patrimonio Mundial, la lista que elabora la Unesco; una candidatura que acaba de dar sus primeros pasos con la aprobación en las Cortes de Castilla y León de una proposición para instar a la Junta a impulsar su candidatura a la lista mundial. La consecución de esta distinción, que se sumaría a la del geoparque de Las Loras, sería un soplo de aire más para una comarca determinada por la despoblación, que ve en recursos como el patrimonio histórico, natural y cultural su oportunidad de futuro.
Su singularidad y pureza, unidas a su comunión con el entorno, se convierten en las principales fortalezas de este románico, considerado por muchos expertos como una muestra de la esencia del estilo artístico, que cuenta con muchos adeptos.
«Es el estilo románico puro; además, los enclaves y esa unión que hay entre arte y naturaleza hacen de él algo único y singular», explica la historiadora Cristina Párbole, una de las responsables del Centro Rom, de la Fundación Santa María la Real, una de las instituciones que más impulso ha dado al conocimiento y puesta en valor de los templos del norte de Burgos y Palencia y el sur de Cantabria.
La tranquilidad con la que se pueden visitar los templos, esparcidos por este territorio que coincide en parte con el geoparque de la Unesco, es otra de las fortalezas que señala Párbole como potencialidades del Románico Norte, una marca que lleva años ya resonando entre los amantes del arte y del Turismo Cultural. Prueba de ello, dice, es que en los últimos años tanto el centro Rom, como las iglesias han visto incrementado el número de visitas al territorio.
Todo ello se convierten en grandes posibilidades para esta candidatura que también ha contado con el apoyo unánime de todos los grupos políticos en la Comisión de Cultura del Senado, incluido el voto favorable de partidos independentistas. Posibilidades que expertos e instituciones confían en que culminen con esta declaración universal porque «sería algo que nos beneficiaría a todos». «Es un románico que involucra a todo el territorio», dice Párbole. Durante este camino hacia la declaración por parte de la Unesco, el Románico Norte ha de afrontar problemas de base, para mejorar la promoción y difusión, su conservación y que se tenga en cuenta por parte de instituciones y ciudadanos como un recurso más de generación de Economía y Empleo. En definitiva, un elemento más para fijar población en el territorio.
Bien es cierto que la difusión que se ha hecho del románico hasta la actualidad ha conllevado que mucha gente conozca el patrimonio de esta zona del norte de la Comunidad. «Muchos se han animado a venir y muchos se sorprenden cuando llegan. No obstante muchos se encuentran con las iglesias cerradas cuando están aquí, porque no hay gente para abrirlas y enseñarlas», comenta la historiadora de la Fundación Santa María la Real.
La aprobación de la PNL propuesta por el PSOE recientemente en las Cortes, supone un peldaño más en el largo camino por recorrer hasta la consecución del objetivo final: la declaración como Patrimonio Mundial por parte de la Unesco. Por el momento, han de ser el Ejecutivo autonómico y un equipo de técnicos expertos los que formulen una candidatura. El resto, deberá llegar.