El jurado premia la calidad de Valladolid y Ciudad Rodrigo

A. Rodríguez
-

Varios restaurantes palentinos son premiados en la primera edición del certamen gastronómico

El jurado premia la calidad de Valladolid y Ciudad Rodrigo - Foto: Juan Mellado

El restaurante vallisoletano  Suite 22 se llevó el primer premio del I Concurso de Pinchos y Tapas que tuvo lugar entre el lunes y el martes en el hotel Rey Sancho. Puerto Chico, también de Valladolid consiguió el segundo puesto seguido de Estoril, restaurante  de Ciudad Rodrigo, que logró el tercer premio.
La gala de entrega de premios fue presidida por el alcalde de Palencia, Mario Simón, acompañado por la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén y el consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, así como por algunos colaboradores del evento culinario.
En la gala, Javier San Segundo, colaborador de DP,  agradeció tanto a las instituciones locales como a las empresas colaboradoras su disposición en estos tiempos, así como a los participantes por mostrar un alto nivel.
CHEF. Adolfo Muñoz,  presidente de la Selección Española de Cocina y emprsario toledano, recalcó «lo difícil que fue tomar la decisión por la calidad que mostraron los diferentes cocineros en este concurso». «La cocina es creer en algo que haces para los demás» reflexionó el chef antes de dar comienzo con la entrega de premios. 
Entre los 50 cocineros de toda Castilla y León que se presentaron, varios hosteleros palentinos fueron premiados en diferentes categorías. El restaurante San Remo recibió la mención especial del jurado, entregada por el director de la Academia de Tapa y Pintxo Mikel Martínez, para los dos hosteleros que estuvieran cerca de conformar el podio.
Por su parte, La Parrilla de Don Jamón logró el pimer premio al Mejor marinaje con vino tinto seguido por La Casona de David (Burgos). 
Hotel Rey Sancho, restaurante San Remo y Bar Maño, fueron otros de los hosteleros palentinos premiados en categorías particulares al Mejor marinaje con vino rosado, Mejor marinaje con vino tinto, Mejor estética, entre otras.
Emilio Martín, gerente del  vallisoletano Suite 22, que alzó el primer premio en la categoría absoluta del I Campeonato de Pinchos y Tapas, afirmó que «el sector está dañado, pero nos vamos a curar y a salir más fuertes de esta» entre aplausos de los asistentes.
Una competición reñida que  ya aguarda a la siguiente edición para volver a  reunir a lo mejor de los fogones de las nueve provincias de toda Castilla y León.