scorecardresearch

David Sañudo recorre una época "que no es tan oscura"

Santiago Rodríguez
-

El periodista nativo de Dueñas expone los detalles más importantes de su primera obra como novelista, 'La victoria perdida', y comenta sus próximos proyectos de cara a lo que espera del futuro en el ámbito literario

David Sañudo recorre una época "que no es tan oscura"

Corre el siglo X en la Península. El reino de León, con  el monarca Ramiro II al frente, se ve amenazado por el califato de Qurtuba (Córdoba) de Abderramán III. Consciente de la inferioridad militar de sus ejércitos, el soberano pone todas sus esperanzas en un objeto legendario que le podría otorgar el poder de la victoria. Para encontrarlo, los protagonistas deberán recorrer las tierras hispanas mientras la muerte les persigue con insistencia, y su objetivo principal será sobrevivir. 

Esta es la sinopsis de La victoria perdida, la primera obra de David Sañudo. La novela de aventuras fusiona la ficción con la fidelidad a  los hechos históricos , característica de la que el autor palentino está muy orgulloso de haber conseguido. 

¿De dónde salió la idea principal de esta novela?

Siempre me ha gustado leer e investigar cosas sobre Dueñas, y especialmente la parte de la Edad Media que más me ha gustado ha sido la etapa alta de ese periodo, entre los siglos VII y XI aproximadamente. Una cosa llevó a la otra. Hacer una novela ambientada en la alta Edad Media era lo que me pedía el cuerpo y, además, incluir referencias a Dueñas y Palencia en general. 

¿Ha sido complicado asociar la ficción y los hechos históricos?

Yo tenía una cosa clara desde el principio. Quería que la trama del protagonista encajase en el contexto histórico, que coincidiera con las situaciones reales. Es cierto que se puede crear una historia totalmente ficticia dentro de un escenario histórico, pero quería que, dentro de la invención, la narrativa de la novela fuera lo más realista posible.

Si tuvieras que definir con una frase La victoria perdida, ¿cuál sería?

Una novela que nos va a permitir recorrer monasterios, castillos y ciudades de una época que no es tan oscura como la gente puede pensar.

¿Qué relación tiene la novela con la provincia de Palencia?

En La victoria perdida aparecen diferentes personajes y localizaciones de la provincia de Palencia. Por ejemplo, uno de los co-protagonistas, el monje Julián, en un punto de la narración sería obispo de Palencia, varios capítulos se desarrollan en Dueñas y el monasterio de San Isidro. También aparecen los condes de Saldaña y de Monzón, dos de las figuras más poderosas de todo el reino. El objetivo era poner en valor toda la historia tan bonita que tenemos en Palencia.

¿Cree que su experiencia y habilidades como periodista le han facilitado el trabajo?

Si te soy sincero, no lo sé. Al final me dedico a la radio, y tengo que adaptar los textos a ese medio, por lo que no tiene nada que ver con la prensa escrita y mucho menos con una novela. No obstante, la labor es parecida en los dos ámbitos. En periodismo lo que hacemos es contar lo que está ocurriendo en el presente, y en la novela histórica intentas narrar lo que ha ocurrido en el pasado. Me habrá ayudado un poco, tal vez, pero no creo que se note demasiado que soy periodista en la novela, o al menos ese no era mi objetivo. 

¿Qué le motivó a iniciarse en el mundo de la escritura?

Como te decía al principio, no hay ningún hecho concreto que me llevara a escribir una novela, no ha sido nunca una meta a alcanzar en mi vida. Esta es la primera obra que escribo, nunca antes había tenido la ambición de ser escritor: yo siempre he sido lector.

¿Consume libros con frecuencia?

Sí y mil veces sí. Además, aquí en Madrid te desplazas mucho en transporte público, y soy muy de leer en esos momentos. Curiosamente, mi novela también está enfocada a ser un homenaje al mundo de la lectura y lo que le rodea, ya que en esa época se elaboraban unos escritos que hoy mismo serían muy difíciles de crear. La calidad material de ese momento era única y las industrias actuales no podrían producirlos. 

¿Qué influencias destacarías en tu forma de escribir? 

Al gustarme tanto leer, no sabría quedarme con una. Me gusta mucho un escritor que se llama Bernard Cornwell, un novelista muy exitoso que ha tratado historias sobre diversas civilizaciones que han habitado el planeta. 

¿Tiene planes de futuro en el ámbito literario?

Tengo la idea de continuar las aventuras del protagonista de La victoria perdida. La novela es autoconclusiva, es decir, la trama empieza y termina con los hechos contados en el libro. Sin embargo, es un personaje al que coges cariño y no me importaría que viviera más aventuras. Si es cierto que, editorialmente, quizá no sea la opción más interesante y puede que no tenga éxito. Tengo varios frentes abiertos por los que apostar.