'Agro-rock' para el hartazgo de los topillos

Almudena Álvarez (EFE)
-

El grupo musical Amigos de Cascón recurre a la canción protesta para poner en evidencia cómo se ha actuado ante la plaga de roedores en Palencia, Valladolid y Zamora

‘Agro-rock’ para el hartazgo de los topillos - Foto: Picasa

El topillo campesino se convierte en el protagonista de una canción protesta con la que un grupo de músicos nacidos en Cascón de la Nava piden una solución a la plaga de roedores en Palencia, Valladolid y Zamora y critican la inacción de las administraciones públicas a ritmo de agro-rock.
Mientras las administraciones se coordinan para frenar lo que ya se ha convertido en una nueva plaga de topillos en la comarca de Tierra de Campos de Palencia, Valladolid y Zamora, un grupo de amigos de Cascón de la Nava ha decidido poner música y letra al problema.
«No nos queremos hacer famosos, solo reivindicar lo que dicen los agricultores y la gente de los pueblos con música», ha explicado a EFE Jesús Nalda Sáez, voz e impulsor de este tema que coge prestada la música al grupo asturiano Los Berrones para protestar por una situación que ya vivieron en 2007 y que se está repitiendo ahora «sin que nadie haga nada para solucionarlo».
«Tanto como prometieron que esto no iba a pasar, que con la plaga de topillos iban a acabar.... Y echaron el veneno y dijeron que ya está... Y mataron a 500 y vinieron muchos más». Así arranca Los Topillos, la canción de este improvisado grupo que se ha bautizado como Amigos de Cascón y que está formado por cinco músicos naturales de esta localidad palentina, situada en el epicentro de la plaga.
Hartos de «mentiras», de que «nadie diga la verdad y de que nadie haga nada» se metieron en una hornera de Cascón y, donde antes se curaban los chorizos, grabaron «en plan casero» esta canción que han colgado en Youtube y ya suma 3.609 visualizaciones. Si no lo han hecho ya, la pueden ver en youtu.be/35I9uObMURw.
Con la voz de Jesús Nalda Sáez, su hijo Jesús a la guitarra, Jose Manuel Puertas a la batería, Alberto Moro al bajo y Borja Fernández a la mesa y edición han improvisado grupo musical y canción «en honor de estos roedores» con la que, más que gustar y triunfar, lo que de verdad quieren es que se solucione el problema.
Y no se han inventado nada de lo que cuentan. Imágenes de acequias y campos plagados de topillos muertos, noticias sobre los problemas que causan, las pérdidas que han ocasionado en las cosechas, la turalemia -con 20 casos confirmados y 35 en estudio solo en la provincia de Palencia-, o las manifestaciones y protestas que se organizaron en 2007 ponen fondo visual a un problema que en Tierra de Campos se ve, se toca y se huele.
Aseguran que no pretenden llegar al top de ventas, ni hacerse famosos con este tema, Los Topillos. Solo utilizar la música, que es lo que les gusta, para subir el problema de los topillos a youtube y conseguir que las administraciones escuchen a toda la gente que convive con este problema en muchos pueblos de Tierra de Campos, sobre todo en Palencia.
«se comen los sembrados».  «Los topillos se comen los sembraos, no se puede cazar ni pescar cangrejos, apenas hay liebres en el campo y ya hay personas enfermas de tularemia», resume Jesús Nalda, que pone voz a estos problemas y no deja títere con cabeza. Ni los ecologistas se libran de las críticas de este grupo. «Se echan la culpa unos a otros y todos eluden su responsabilidad», asegura a EFE, mientras canta a los topillos con humor, ironía y mucho mensaje a un problema que «nos afecta a todos y nos preocupa muchísimo».
«Mentiras, mentiras verás, no hay nadie que diga una verdad» repite en el estribillo de esta canción que concluye pidiendo soluciones urgentes.
«Están comentando que se van a reunir para arreglarlo. Una solución por favor, una solución. Menos topillos y más liebres», finaliza la canción del topillo, mientras Jesús confía en que la música ayude a entender este grito del medio rural.