scorecardresearch

La conexión a 100 megas llegará a toda la población en 2027

SPC
-

El Plan Sectorial del Hábitat también pretende reducir las emisiones en un 12% en los próximos 6 años y que los empleos femeninos y de jóvenes crezcan un 50%

Un joven intenta conectarse a internet en la localidad soriana de Arcos de Jalón. - Foto: Eugenio Gutiérrez

La Junta de Castilla y León se marca el año 2024 como límite para que toda la población de la Comunidad cuente con acceso a conexión de 30 megas, ampliando la velocidad hasta los 100 megas para el año 2027 para el cien por cien de los habitantes, tal y como figura en el borrador del Plan Sectorial del Hábitat conocido por Ical.

Este es uno de los retos más destacados de un documento, dividido en seis ejes de actuación, que plantea doce acciones marco para lograr objetivos como la reducción de las emisiones por habitante en un 12 por ciento en 2027, el incremento del porcentaje de empleos femeninos y de jóvenes en un 50 por ciento en ese mismo año; que la adecuación de la oferta y la demanda formativa y de empleo supere el 90 por ciento dentro de seis años, y que los edificios públicos rehabilitados energéticamente alcancen el 15 por ciento en la Comunidad en 2027.

Todo ello como retos tangibles dentro del gran objetivo que se marca el Plan Sectorial del Hábitat de Castilla y León, que es el impulso de un macro sector para marcar las líneas de relación público-privadas, potenciar la producción, la construcción y el consumo responsable, sostenible y circular, así como hacer ver a la sociedad castellana y leonesa la necesidad de mantener estas actividades económicas como generadoras de bienestar, equilibrio y sostenibilidad.

Se define así el hábitat como «un bien común a respetar y cuidar, un valor cultural intrínseco a la Comunidad y un futuro de sostenibilidad y bienestar», al que el Gobierno autonómico da un enfoque «multidisciplinar» por abordarse no solo desde el punto de vista económico, sino también «desde el social y el ambiental» a través de un proceso para desarrollar la estructura del plan.

Y es que el hábitat incluye grandes sectores para Castilla y León como el agroalimentario, el sociosanitario, el cultural, el relativo a la industria de la automoción y el de la energía.

La Junta estructura su plan en torno a seis ejes que se abordan mediante doce acciones marco, que tienen como misión «visibilizar las necesidades del sector y precisar sus oportunidades para las próximas décadas, consolidar un modelo de gobernanza participativo, operativizar los recursos disponibles presentes y futuros, y dinamizar a toda la cadena de valor». Uno de esos ejes trata de reducir la huella de carbono. Sus objetivos incluyen la planificación de la sostenibilidad en el desarrollo del sector del hábitat, la reducción y compensación de las emisiones de CO2, el incremento de la disponibilidad de materias primas endógenas y de la sostenibilidad en la movilidad urbana.