scorecardresearch

Cervera zanja el problema del abastecimiento con 1,1M€

Rubén Abad
-

El alcalde se marca como fecha límite finales de 2022 para acabar la intervención en la Fuente Deshondonada, donde no se ha actuado en profundidad durante las últimas cuatro décadas

Cervera zanja el problema del abastecimiento con 1,1M€

Diciembre de 2022. Esa es la fecha límite que se ha marcado el alcalde de Cervera de Pisuerga, Jorge Ibáñez, para solucionar los problemas de abastecimiento de agua en el municipio montañés, cuyo origen está en reiterados contratiempos en la Fuente Deshondonada y a una obsoleta red que ya ha llegado al final de su vida útil. Para lograrlo la villa cerverana realizará un desembolso de 1,1 millones de euros, que el Ayuntamiento puede asumir con fondos propios haciendo uno de los remanentes de tesorería, es decir, del dinero ahorrado de ejercicios anteriores que tiene guardado en el banco.  

El Consistorio tendrá como aliado en la financiación de tan esperada intervención a la Junta de Castilla y León, que se ha comprometido a inyectar a estos trabajos 275.000 euros, y también a la Diputación, cuya aportación específica aún se desconoce, aunque ya colabora a través de diferentes líneas de subvenciones relacionadas con el ciclo hidráulico. 

Aunque aún resten varios meses para la modernización integral del conjunto de tuberías y canalizaciones, la obra ya ha comenzado. Así, se ha actuado ya, por ejemplo, en 1.400 metros entre las pedanías de San Martín de los Herreros y Rebanal de las Llantas. La tramitación administrativa del resto de la obra no llevará demasiado tiempo, según las estimaciones del Ayuntamiento, y es que las nuevas canalizaciones discurrirán muy próximas a su emplazamiento actual salvo en puntos conflictivos como el tramo que discurre bajo las aguas del pantano, que se reubicará.

Señalar, en este punto, que la Fuente Deshondonada no solo da cobertura a Cervera y a varias de sus pedanías, sino que también lleva agua a los hogares de Vado (término de Dehesa de Montejo) y Salinas de Pisuerga y sus pedanías de Renedo de Zalima y San Mamés de Zalima, de ahí la importancia de la intervención gracias a la cual los cortes de agua estivales pasarán a la historia. «Tener que cortar el suministro de un bien básico como el agua es de las cosas más duras a las que se enfrenta un alcalde», reconoce Ibáñez.

A renglón seguido, el primer edil cerverano precisa que la Fuente Deshondonada fue, en su día, «un gran acierto» para el municipio, pero ahora, 40 años después, «se ha quedado obsoleta, es más, su vida útil caducó hace más de una década».

¿Cómo se ha llegado hasta este punto?Jorge Ibáñez lo tiene claro: «Ha habido un desentendimiento por parte de corporaciones municipales anteriores. Ya se tenía que haber actuado en el pasado, no podemos esperar otros 30 años para una nueva actuación».