scorecardresearch

Un paseo por calles peatonales antes de volver a la rutina

César Ceinos
-

La catedral, la calle Mayor, Puentecillas y la plaza de abastos son cuatro de los puntos que atrajeron la mirada de los curiosos que dedicaron sus últimas horas libres del puente a conocer la capital

Un grupo de turistas, junto al colegio de Villandrando. - Foto: Sara Muniosguren

El puente de Todos los Santos estuvo protagonizado por las visitas a los cementerios y el turismo. Tras un sábado y un domingo que confirmaron las expectativas de los empresarios hoteleros de la capital, llegó un lunes muy bueno y un martes en el que afloraron los turistas de paso, es decir, de aquellos que hicieron un alto en el camino en Palencia en el viaje de regreso a sus lugares de origen. 

Uno de ellos es el madrileño Daniel, que disfrutó de sus días libres en la provincia de León acompañado por su familia y decidió hacer ayer un descanso a orillas del Carrión antes de poner punto y final a sus vacaciones otoñales. Sin ninguna pretensión singular, aparcó su vehículo y comenzó a caminar hasta llegar a la catedral. Del paseo inicial se llevó una grata imagen. «Es una ciudad tranquila que anima a pasear y con este sol se hace estupendamente», manifestó Muñoz mientras observaba los horarios de la exposición Renacer y se decidía si entraba o no a la seo. 

Precisamente, su tierra de procedencia, la Comunidad de Madrid, fue uno de los lugares con mayor representación entre los visitantes que accedieron a ver la muestra conmemorativa del séptimo centenario de la colocación de la primera piedra del templo catedralicio. Compartió honores con provincias limítrofes como León,Burgos o Valladolid y regiones como País Vasco.Además, en la taquilla, destacaron que algunos visitantes de Francia y Bélgica también conocieron el interior del edificio protegido por la gárgola del fotógrafo.

SORAYA, TURISTA ASTURIANA

«Palencia nos está gustando mucho. El área para autocaravanas está genial y la ciudad tiene una amplia zona peatonal y parques para caminar»

Por la plaza de la Inmaculada también se dejó ver la asturiana Soraya, que llegó a Palencia el lunes por la tarde tras recorrer con su familia la zona oriental de la provincia de Segovia. Lo hizo con una autocaravana que quedó estacionada en el área de Isla Dos Aguas y en la que hicieron noche sin lamentar problema alguno. «Está genial. No oímos ningún ruido», explicó tras asegurar que es un espacio «recomendable» para descansar. De hecho, aseguró que ocuparon la última plaza disponible. «Los que llegaron después aparcaron en la zona que no está habilitada para las autocaravanas», comentó.

La asturiana de Gijón, que ya conocía la ciudad por un viaje de hace muchos años, se fijó en las calles peatonales y en los parques donde su hija «jugó con otros pequeños palentinos». Además, se pasó por el centro comercial Las Huertas y, después de comer, tenían previsto desplazarse hasta la Villa Romana La Olmeda.

ALBERTO, VISITANTE ARAGONÉS

«Teníamos otra idea de la capital palentina. Nos ha sorprendido mucho. Es un lugar muy agradable y por el centro no se oyen coches» 

Por su parte, el grupo de aragoneses encabezados por Alberto se detuvo durante unas horas para «comer y conocer la ciudad». Iban de León hasta Calatayud y esta parada les valió para «cambiar la idea» que tenían de Palencia. «Nos ha sorprendido mucho. La ciudad es muy agradable y no se oyen coches por el centro», aseguró el portavoz de la cuadrilla mientras caminaban por la calle Mayor. El itinerario que les marcaron en la oficina de turismo les llevó al puente Mayor, Puentecillas, la catedral, la calle y  la plaza Mayor, el palacio de la Diputación, el colegio de Villandrando y la plaza de abastos, entre otros atractivos.

El vallisoletano Ángel decidió aprovechar el día festivo para afrontar los algo menos de 50 kilómetros que separan las capitales del Pisuerga y del Carrión y dar un paseo por el centro palentino acompañado por su mujer, que apenas conocía la ciudad pese a residir tan cerca. «Llevaba sin venir unos doce años.Antes era comercial y me acercaba más o menos cada quince días. He visto un gran cambio a mejor. Hay mas zonas peatonales y lugares nuevos que desconocía», manifestaba.

CONFIRMACIÓN. El presidente de la Asociación de Empresarios de Hoteles de Palencia,Eduardo Relea, destacó «los buenos números» del puente, con el «cartel de completo» el sábado y el domingo y una cifra positiva durante el lunes, «aunque inferior a la prevista ya que algunos optaron, por las previsiones meteorológicas, por adelantar el viaje de vuelta».

De cara al futuro, espera que la cifra de turistas de paso sea menor y que la estancia media en los alojamientos hoteleros de la capital, que es de dos días, sea mayor. «Es una tarea que estamos intentando hacer entre todos», concluyó.