scorecardresearch

Sanidad operará por las tardes para reducir la lista de espera

SPC
-

La Consejería ofrece a la mesa sectorial cinco millones de euros para compensar con 320 y 213 euros por sesión extraordinaria completa al personal de medicina y enfermería que de forma voluntaria participen

Imagen de archivo de una intervención quirúrgica en el Hospital Universitario? de Burgos. - Foto: Jesús J. Matías

Sanidad abrirá los quirófanos por las tardes para acelerar el ritmo de las intervenciones quirúrgicas y reducir a lo largo de este año una lista de espera que ronda los cuatro meses y medio con 42.574 pacientes aguardando. Una medida para que la recurrirá a las conocidas como 'peonadas' –horas extraordinarias fuera de la jornada habitual de los sanitarios que se realizan de forma voluntaria–, y para lo que el departamento que comanda Alejandro Vázquez ha puesto sobre la mesa cinco millones de euros tal y como lo recoge el borrador de la orden a la que tuvo acceso Ical y que la Consejería de Sanidad presentó a las organizaciones sindicales en la Mesa Sectorial. Ésta es la propuesta del Gobierno regional para cumplir con el objetivo de reducir la espera para ser operado en la Comunidad, tras el aumento de la lista como consecuencia de las suspensiones derivadas de la pandemia.

Los importantes máximos por cada tarde completa realizada de forma voluntaria por los profesional de Sacyl será de 320,4 euros por parte de licenciados especialistas y de 213,2 euros, en el caso de la enfermería. Además, se abonará en concepto de productividad, sin que sea posible su prorrateo por periodos inferiores a cuatro horas y sin que se genere ningún derecho a otro tipo de compensación.

La Consejería ofrece de esta forma a los sindicatos respaldar esta medida extraordinaria como respuesta a las consecuencias de la crisis del coronavirus en los hospitales autonómico, con el objetivo de que los profesionales de forma voluntaria acepten la «permanencia» y «disponibilidad» hasta el 31 de diciembre de este año.

El documento explica que las sesiones que se realicen en horario de tarde no computarán dentro de la jornada ordinaria establecida, si bien dicho horario se considerará al efecto de no superar la duración máxima de 48 horas semanales de trabajo efectivo, respetándose el régimen de descansos establecidos por la normativa vigente. No obstante, Sanidad no eximirá de la realización de la jornada ordinaria al día siguiente si éste es laborable.

Además, cada gerencia periférica propondrá a la Dirección General de Asistencia Sanitaria y Humanización el número y tipo de procedimientos quirúrgicos a realizar y el objetivo a alcanzar en seis meses por cada tipología de procedimientos, teniendo en cuenta la tasa de inclusión y la optimización de los recursos durante la jornada ordinaria y complementaria de cada servicio.

Las propuestas priorizarán las patologías más numerosas, pacientes con mayor tiempo de espera y enfermos con patologías no demorables. Además, la Dirección General de Asistencia Sanitaria y Humanización llevará a cabo una evaluación trimestral del cumplimiento de los términos de lo autorizado y el resto de los requisitos.

Para ello, se analizará que el número de pacientes en lista de espera refleje, el último día de cada mes, una reducción, como mínimo, igual al número de pacientes intervenidos durante ese mes en el plan de autoconcertación, tanto para ese servicio como para el total de la lista quirúrgica del hospital.

Prioridades

Esta medida, de acuerdo al plan diseñado por Sanidad, se aplicará en primer lugar si existe disponibilidad de recursos –quirófanos, camas, equipos o personal– para atender la actividad adicional, y en función del número de pacientes en lista de espera programada, con prioridad para las patologías más numerosas, pacientes con mayor tiempo de espera y enfermos cuyas patologías están amparadas por el Real Decreto de tiempos máximos. Además, se tendrá en cuenta el número de intervenciones quirúrgicas realizadas mensualmente y el rendimiento en tiempo de los quirófanos asignados y que la actividad, en número y rendimiento, no sea inferior a la del periodo prepandemia en cada servicio y en el conjunto del hospital.

Finalmente, según informa la Agencia Ical, la Consejería de Sanidad detalla en su plan que cuando la evaluación, tanto en la reducción lista de espera, como en el desempeño óptimo de los recursos propios, fuera negativa, se producirá la suspensión de la participación en el plan de autoconcertación durante el segundo trimestre.

Con todo ello, la Consejería de Sanidad espera alcanzar en la segunda mitad del año el objetivo fijado por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, quien reclamó un plan «contundente y eficaz» para disminuir al menos la demora media en 21 días en un plazo de seis meses. En el primer trimestre de este año se situó en 144 días, con un total de 42.574 pacientes en espera para pasar por quirófano.

Respuesta sindical

Un plan ante el que el secretario autonómico del sector sanitario de UGT, Miguel Holguín, exigió a la Consejería  que extienda las 'peonadas' a todo el personal o que refuerce los turnos de tarde para hacer frente a una actividad extraordinaria. En declaraciones a Ical, el sindicalista, que agradeció a Sanidad que les presentaran el borrador de la orden en la Mesa Sectorial, señaló que las medidas propuestas, que pasan por la apertura de los quirófanos por las tardes durante seis meses, son «parches sin más» para «acallar» a la opinión pública, que a su juicio no acepta más esperas, una vez que la covid-19 ha reducido su impacto en el sistema sanitario.