Unos cuatro millones de euros amparan más de 820 empleos

DP
-

Más de seis millones de inversión para la promoción económica y el desarrollo rural

Unos cuatro millones de euros amparan más de 820 empleos - Foto: Juan Mellado

«La generación de empleo es objetivo de todos», afirmó la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, y así hacer frente a retos como el demográfico. «Es la mejor política social», subrayó ayer cuando,  acompañada de los diputados Luis Calderón y Jesús Sevilla,  realizó balance del primer año del segundo mandato  en las áreas de Promoción Económica, Empleo, Agricultura y Desarrollo Rural, y en el que se puso de manifiesto que para conseguir ese objetivo se destinaron de más de cuatro millones de euros para favorecer 827 empleos  entre ayuntamientos, pymes e institución provincial.  «Nos marcamos nuevos retos y objetivos para estar al lado de los empresarios y profesionales del comercio y la industria», afirmó Armisén. 
Un balance -de un año «marcado por un antes y un después de la Covid-19»- que, en palabras de la presidenta de la Diputación, puede  calificarse  como de «positivo», que «no triunfalista porque quedando mucho por hacer».  Positivo en tanto -según señaló- se ha apoyado el empleo, el emprendimiento y el desarrollo agroganadero y existe un compromiso de defensa de los sectores económicos de la provincia que «hoy atraviesa un momento delicado y que por eso necesita un apoyo especial» «Apoyo que desde esta Administración, en la medida de lo posible, prestamos a sus representantes, con quienes estamos en contacto desde el primer día de la pandemia. Solo de la mano de todos  estos sectores vamos a salir adelante», incidió.
Ángeles Armisén explicó que los programas de la Diputación encaminados a la promoción económica y el desarrollo rural en la provincia son objetivo primordial de un área que suma 6,64 millones de euros de inversión
Las políticas destinadas a fomentar el empleo y el desarrollo socioeconómico -donde se incluye la cultura y el turismo-  suman casi 16 millones de euros en total, un 23% del presupuesto de la Diputación. De ellos, una destacada inversión de 4,37 millones de euros anuales en el presupuesto de este año se dirige a la Promoción Económica y el Empleo, con programas de empleo y emprendimiento, ayudas a empresas, de desarrollo empresarial, formación, difusión comercial y agroalimentaria y desarrollo local,  que viene a sumarse a otros 2,27 millones de euros que se presupuestan en materia de Desarrollo Rural, Agricultura y Ganadería, en lo que se refiere a la promoción de los recursos naturales, el mantenimiento de itinerarios y caminos naturales, las labores de limpieza y desbroce para prevención de incendios, la atención a la salubridad en los municipios, los programas formativos y las numerosas ayudas y programas dirigidos al sector agropecuario.
apuesta. En los ámbitos de desarrollo rural, agricultura y ganadería, Ángeles Armisén puso de manifiesto la «apuesta firme» de la Diputación por el sector y contribuir en su mejora y, del mismo modo, «junto a los agricultores y ganaderos conseguir las metas y retos, escucharles y apoyarles en esta nueva etapa. Como tejidos productivos, son los compañeros de viaje que queremos tener para tomar esas decisiones de futuro».
La institución provincial hizo ayer balance  del primer año del mandato 2019-2023 en materia de Promoción Económica, Empleo, Agricultura y Desarrollo Rural. La presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, el vicepresidente primero y diputado del Área, Luis Calderón y el delegado del servicio de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Sevilla, fueron los encargados de dar cuenta de esta inversión en materias de relevancia para el desarrollo de la provincia. Un balance correspondiente  en un periodo especial y complicado, sobre todo en los últimos meses, cuyas acciones han estado marcadas por la aparición de la pandemia por Covid-19 y la necesidad de dar respuesta rápida a los ciudadanos en materia de atención social y desde todos los ámbitos de la administración provincial.

Durante este primer año de mandato, la Diputación centró una parte importante de sus recursos económicos al área de Promoción Económica, y es que empleo, formación, emprendimiento, creación y mantenimiento del tejido industrial existente son clave para la economía, así ocmo apostar por las pequeñas empresas agroalimentarias y la comunicación del territorio con líneas de transporte útiles.
Formación para el empleo y el emprendimiento, apoyo a pymes, promoción comercial y agroalimentaria, plan de empleo local  y desarrollo local son líneas de actuación. En la primera, hay que hacer referencia a los programas que cuentan con fondos europeos, como Quédate en Palencia, que ha permitido ya obtener dos certificados de profesionalidad a 20 alumnos,  y Emprende rural, con cinco certificados programados y cinco talleres de emprendimiento para 130 alumnos, con una inversión conjunta de más de 620.000 euros.
Destacar en el apoyo a pymes la subvención al mantenimiento y creación de tejido industrial, con 49 empresas beneficiarias (24 de nueva  creación), 558 empleos subvencionados (93 nuevos y 465 ya existentes) y una ayuda de 1,23 millones de euros; la creación de una nueva subvención de intereses a los créditos ICO/Covid-19, que está presupuestada en medio millón de euros; el programa de Internacionalización y sucesión empresarial, con 72.000 euros de inversión y más de 100 empresas asesoradas; y tres líneas de transporte rural de viajeros subvencionadas que han recibido unos 47.000 viajeros (113.661 desde su puesta en marcha), con unos 120.000 euros anuales de inversión.
En cuanto al plan de empleo local (Preplan, Elmet, Eltur, Mayel, Jovel y Jovecyl),  se financiaron 269 empleos con más de 2 millones de euros, (186 mediante convenios con ayuntamientos, 45 repartidos en nueve cuadrillas medioambientales, 31 de animación turística y siete de oficios diversos) con la colaboración de la Junta de 1,25 millones. 83 fueron empleos directos.