scorecardresearch

Satse aplaude la futura ambulancia con enfermeros en Guardo

Rubén Abad
-

A los profesionales se les exige una formación específica y experiencia en este tipo de vehículos o en servicios de Emergencias. El sindicato ve el programa «ideal» para zonas de difícil cobertura

Imagen de archivo de la actuación del equipo sanitario de una UVI móvil en un simulacro de incendio. - Foto: Yolanda Lancha

El sindicato de Enfermería Satse aplaude la futura implantación en Guardo de un Soporte Vital Avanzado de Enfermería (SVA-E) para atender las emergencias sanitarias del noroeste palentino. Un vehículo que hará las veces de UVI móvil (en cuanto a equipamiento) que estará dotado de un técnico de emergencias sanitarias, otro de transporte sanitario y un enfermero, pero sin médicos.


«Me parece una idea fenomenal, máxime en la situación en la que estamos, no solo por la falta de profesionales médicos sino porque estas ambulancias se ponen en zonas de difícil cobertura», destaca la secretaria provincial de Satse, Sonia Pascual, que insiste en que la necesidad o no de llevar médico «es optativa» y dependerá del aviso.


En cuanto a la progresiva implantación de las SVA-E en el conjunto de la Comunidad, Pascual las considera «muy necesarias» en zonas de difícil cobertura, bien por estar lejos de un centro de salud o alejados de un hospital, como ocurre en la comarca norteña.

 

EL MÉDICO, AL TELÉFONO
Si solo hay un enfermero y no médico, el primero está en contacto permanente con un doctor vía telefónica. El facultativo, al que se denomina médico consultor, estará en una etapa inicial del programa vinculado al puesto de laUVI móvil de Cervera de Pisuerga y, cuando el proyecto piloto se implante en el resto de Castilla y León, esta figura prestará servicio desde el Centro de Coordinación de Urgencias (CCU), en Valladolid.


A los enfermeros se les exige una formación y experiencia (al menos dos años en este tipo de ambulancias o en servicios de Emergencias), tal y como se acordó en la Mesa Sectorial. «No solo no hay absolutamente ningún riesgo para la salud, sino que además está garantizada la seguridad del paciente», subraya Pascual. 


Ante las dudas que ha suscitado este nuevo sistema entre algunos profesionales del gremio, el sindicato Satse deja bien claro que las llamadas del CCU quedan grabadas y, si tiene una orden verbal, está debidamente protegido. Y es que, según explica Pascual, el enfermero que presta servicio en esa ambulancia «sabe perfectamente por su formación dónde puede llegar y dónde no».


«Es un trabajo en equipo, un trabajo multidisciplinar. Eso no significa que vayamos a enviar en una UVI móvil en la que tenía que haber un médico a un enfermero porque no hay médicos», concluye la secretaria provincial de Satse.