scorecardresearch
Editorial

El objetivo es completar el inacabado desarrollo urbanístico

Diario Palentino
-

Toca confiar en que ambos planes parciales contribuyan a su objetivo último, que no deja de ser la dinamización de la capital palentina. No basta con tenerlos documentados y debidamente planificados, lo que corresponderá después es darles contenido

El Ayuntamiento sigue dando pasos para no perder suelo urbano, ya sea con destino a la ampliación de la superficie destinada al emplazamiento de industrias y empresas de servicios, o para un uso residencial. Cierto es que la ciudad sigue perdiendo población y no parece, a priori, que sea necesario desarrollar nuevos sectores, pero también lo es que sin algún tipo de aliciente resulta muy difícil atraer a nuevos vecinos e, incluso, conservar a los jóvenes que salen en busca de mejores oportunidades sociolaborales. Disponer de suelo industrial para ofrecérselo a los potenciales interesados en las condiciones más ventajosas, léase buenos precios, servicios básicos, buenas comunicaciones y todas las dotaciones precisas, y contar con suelo residencial para que los promotores privados o las administraciones construyan viviendas de diferentes tipologías, tamaños y precios, incluidas las de protección oficial, parece lo más idóneo para 'vender' Palencia como un buen lugar para invertir y para vivir. 

 Por eso, el equipo de Gobierno del Consistorio trabaja casi a contrarreloj para desarrollar a tiempo sectores significativos, antes de que termine el plazo fijado por la Ley de Urbanismo de Castilla y León  - el 19 de octubre de este año- y pasen a ser rústicos, perdiendo toda opción sobre los mismos. La semana pasada aprobó en Junta de Gobierno el plan parcial del denominado Palencia Norte, un sector con 787.000 metros cuadrados que se destinarán a actividades económicas, y ayer se ocupó del 10-R, que comprende los terrenos situados entre el parque Ribera Sur y el campus de La Yutera (290.000 metros cuadrados). Adjudicó la redacción del correspondiente plan parcial, con la vista puesta en la utilidad que puede tener para edificar viviendas, tanto colectivas como unifamiliares, que respondan a las nuevas demandas surgidas con la pandemia y que tienen en los jardines, los porches, las terrazas y las azoteas sus preferencias. Además, el nuevo desarrollo dará continuidad a las promociones residenciales que ya hay en la zona y favorecerá la conexión directa del paseo de la Julia con el campus universitario.

Quedan algunos otros terrenos que no están sujetos a una ordenación detallada, pero  en estos momentos los que verdaderamente interesa desarrollar en el ámbito de la actividad económica y residencial son los dos citados. Toca confiar en que ambos planes parciales contribuyan a su objetivo último, que no deja de ser la dinamización de la capital palentina. No basta con tenerlos documentados y debidamente planificados, lo que corresponderá más adelante es darles contenido, pero por ahora se están dando los primeros pasos. Las cosas del urbanismo local van, como las de palacio, más despacio de lo que sería deseable, pero al menos van.