El albergue del Seminario cierra tras acoger a 91 personas

DP
-

La duración de las estancias ha sido variada, registrándose 62 salidas voluntarias bien porque eran alojamientos temporales o porque no han podido aguantar el confinamiento

El albergue del Seminario cierra tras acoger a 91 personas - Foto: Juan Mellado

El albergue temporal de transeúntes establecido en el Seminario Menor de la capital, y creado gracias al convenio de colaboración entre Ayuntamiento y Cáritas Diocesana dotado con 80.000 euros, ha dado servicio a 91 personas, «que por diferentes circunstancias carecían de alojamiento durante el estado de alarma», indicó la edil de Servicios Sociales, Raquel Martín, hasta que el pasado 22 de junio cerró sus puertas.
Este servicio, que abrió sus puertas el 20 de marzo, «ha permanecido durante 95 días prestando alojamiento, comedor, revisiones médicas, ropero, lavandería, espacios de ocio y actividades culturales a todos los residentes», apuntó la concejala durante la comisión informativa del ramo que tuvo lugar ayer y en la que dio cuenta de la memoria del dispositivo.
Dicho documento también especifica que la duración de las estancias ha sido variado, registrándose 62 salidas voluntarias de personas que «o bien necesitaban un alojamiento hasta poderse desplazar a sus lugares de origen, o no han podido aguantar la situación de confinamiento», explicó Martín, añadiendo que dos personas encontraron trabajo como temporeros gracias al programa de empleo de Cáritas, «y hay otros dos que se han trasladado al albergue de Nuestra Señora del Otero donde permanecerán mientras desarrollan su proceso de inserción sociolaboral», agregó.
Además de la colaboración permanente de entre ocho y diez voluntarios, «cuya aportación ha sido clave para el buen funcionamiento del albergue», aseguró Raquel Martín, desde la organización encargada de su gestión, «y en base a la aportación municipal», puntualizó, se contrataron a siete personas entre conserjes y personal de limpieza, «los cuáles han hecho una magnífica labor, permitiendo que los residentes hayan podido hacer vida normal mientras han estado allí», añadió.
Martín también quiso señalar que desde el sábado 20 de junio se acogen a personas sin hogar en el centro habitual de Cáritas, aunque el número de plazas disponibles  se ha reducido a 16 , «con el fin de favorecer la distancia de seguridad en las instalaciones del centro», reconoció la concejala de Servicios Sociales, quien adelantó que, a causa del Covid-19,  «este año permanecerá abierto durante todo el verano sin interrupción».