La siniestralidad en las vías que bajaron a 90 cae un 9%

Rubén Abad
-

Desde la entrada en vigor de la nueva normativa se contabilizan 214 accidentes frente a los 235 de un año antes. La CL-615 es la carretera en la que más incidentes se producen

La siniestralidad en las vías que bajaron a 90 cae un 9% - Foto: Eva Garrido

Nació como una medida polémica, especialmente entre los conductores del norte de la provincia, pero el tiempo ha acabado por dar la razón a sus promotores. Nos referimos a la reducción del límite de velocidad en las carreteras convencionales de 100 a 90 kilómetros por hora, de cuya implantación se cumple el primer aniversario el próximo día 29.
Al menos esta es la principal conclusión a la que se llega después de analizar los datos de siniestralidad facilitados a este periódico por la Jefatura Provincial de Tráfico, que muestran una tendencia generalizada a la baja en el volumen de accidentes, si bien el cómputo total de víctimas y de heridos es bastante parecido a los registros anteriores.
De este modo, en las carreteras donde se aplicó esta reducción del diez por ciento, el número de accidentes descendió hasta los 214 frente a los 235 de un año antes, cuando aún no se había adaptado la restricción. Es decir, 21 menos, lo que representa una disminución del 8,94 por ciento, aunque con un balance similar de daños personales. Con respecto a estos últimos, como decimos, no ha habido grandes cambios: se ha pasado de uno a tres fallecidos, y de 22 a 19 heridos. Datos que, no olvidemos, son todavía provisionales.
Antes de sacar conclusiones, debemos recordar que el fallecido en la N-120 un año antes de la reducción a 90 km/h se debió, presuntamente, a una distracción y a una velocidad inadecuada, mientras que los tres fallecidos en estas carreteras tras modificarse la máxima permitida se han debido, también presuntamente, a causas ajenas a la velocidad excesiva, según la DGT.

*Más información en la edición impresa y en la app de Diario Palentino.